.si caminar es andar con los pies, bailar es hacerlo con el corazón …

Ellen Auerbach

 

Ellen Auerbach, The dancer Renate Schottelius, New York, c 1947

“Ella baila, ingràvida.
Sueña con sus pies y al volar,
engaña al aire bajo sus alas.
Dialoga con su aliento,
que sale de su pecho
y se expande a la par de sus piernas
que dibujan un poema, en el cieloraso.
Enlaza una caricia con sus brazos
abiertos en flor hacia un horizonte
que se hace infinito a medida que su alma, se extiende.
Y abarca una lágrima, emocionada,
de otra alma sensible, que recibe ese retazo de pasión,
que ella va dejando,
desparramado en el piso,
a medida que baila.
En un giro, un poema.
En un salto, una sinfonia exquisita
y armónica de paz y ritmo.
Ella baila.
Con el cuerpo, el corazón,
el alma y la magia que la recorre,
danza con ella.
Y se expresa en un instante,
lo absoluto, como la religión más sagrada,
marcando latente la cadencia exacta entre un latido y otro.
Los espacios exquisitamente bordados con su cuerpo.
Lienzo inagotable de sinfonias y acordes.
Ella danza.
Y fluye suave como la voz del amor,
el canto del tiempo que corre en el rio mágico de la memoria,
y con su dulzura,
remonta vuelo en el alma…
Solo el corazon es capaz de fecundar sueños…!!!”
Gabi Dakoff (10-05-2011)

 Isadora Duncan y el mar
“El mar me llamaba cada tarde y yo prefería jugar con él antes que con cualquier otra cosa. Fue así como empecé a bailar.
Adoraba bailar sin moños, con el pelo suelto, con vestidos de telas suaves que hacían ondas preciosas en sintonía con mis movimientos…”
“La emoción no alcanza su momento de expresarse
a través de una acción que se apresura;
se madura primero,
duerme como la vida en la semilla
y se desenvuelve despacio y con gentileza.”
Isadora Duncan

i_duncan

Ceremony of Sema Whirling Dervishes

Giorgia Fiorio Ceremony of Sema Whirling Dervishes, Mevlevi. Konya, Turkey 2004
En cierta ocasión Robert Fisher, el famoso autor de El caballero de la armadura oxidada, me dijo que «los hombres andan y las mujeres bailan». Sonreí: me gustó la frase; sin embargo confieso que en aquel momento no entendí qué quería decir exactamente. No comprendí hasta al cabo de varios años, y lo divertido es que, en el mismo día, el destino quiso obsequiarme con dos ocasiones en las que me vinieron a la mente las palabras de Robert. Estaba en el aeropuerto dirigiéndome hacia la puerta del avión, arrastrando mi maleta, cuando me fijé en un hombre y una mujer que caminaban delante de mí.
Al no tener nada mejor que hacer me entretuve observando el movimiento de sus pelvis: la de él parecía dibujar una línea recta hacia la puerta del avión; la de ella, a pesar de ir en la misma dirección, esbozaba un balanceo armónico, erótico. «Es cierto», me dije para mis adentros, «los hombres andan y las mujeres bailan, pero tienes que verlos por detrás.»
Más tarde, durante el vuelo, desde la ventanilla del avión contemplaba los campos de Castilla. Parecían la paleta de un pintor que se hubiera entretenido a experimentar con los verdes y los marrones. Ríos, caminos y senderos serpenteaban elegantemente salvando así los obstáculos naturales, componiendo una especie de música gráfica y armoniosa. De repente, surgió algo que, como un grito en el silencio, rompió esa armonía natural: era una carretera, o una autopista. Era rectilínea, gris, sin garbo, sin gracia. «Las autopistas andan, los senderos bailan», me dije a mí mismo. No es casualidad que el baile provenga de algo redondo, como la Tierra misma, pues «bailar» deriva del balla latino, «pelota».
Pero la línea recta y el círculo no son siempre opuestos irreconciliables. Comentando todo esto con un amigo, ecologista de pro y ciclista de ciudad, me dio un ejemplo en el que la recta y el círculo no se enfrentan sino que se complementan: la bicicleta. Los pies hacen círculos y se avanza en línea recta. Jugando con el verbo «bailar» en francés, danser, de incierta etimología, no pude no relacionarlo con dans, «dentro».
Danzar, como nos revelan por ejemplo las famosas danzas sufís, es dar vueltas para ir a nuestro interior.
Danzar es una forma de caminar, de hacer el Camino, y es bueno que haya rodeos porque en el Camino siempre hay curvas y meandros.
Si caminar es andar con los pies, bailar es hacerlo con el corazón.
Pensé entonces en cómo actúa ante los obstáculos el gran arquetipo de lo femenino, la mujer por excelencia, la Naturaleza: rodeándolos, respetándolos, aprendiendo de ellos.
También pensé en cómo actuamos los humanos (civilizados): enfrentándonos, destruyéndolos.
Me vinieron a la mente todo tipo de imágenes: ataúdes conducidos en línea recta por hombres vestidos de negro hacia el cementerio, y bebés mecidos por sus madres, que lucían vestidos multicolores y caminaban con una sonrisa amorosa.
Largas filas de automóviles haciendo cola en el peaje de las autopistas, y niños cantando y bailando en círculo en el patio de una escuela.
Pero sobre todo pensé en la Vida, con mayúscula, que podemos considerar como un obstáculo (a qué, me pregunto a veces), o como una compañera de baile. Rodeémosla con nuestros brazos y bailemos con ella.
Juli Peradejordi  

12 pensamientos en “.si caminar es andar con los pies, bailar es hacerlo con el corazón …

  1. Pingback: .si caminar es andar con los pies, bailar es hacerlo con el corazón … | Mariposadel67

  2. “La cadencia exacta de un latido”…
    “Sólo el corazón es capaz de fecundar sueños”…

    Qué puedo decirte Gabi?
    Sólo puedo postrar una rodilla ante ti
    para desde allí abajo mirar a tus ojos,
    como se miran las estrellas en la serenidad de un cielo nocturno,
    para desear que si vas a seguir “matándome”
    lo sigas haciendo de esta manera tan dulce…

    ¿Has visto alguna vez danzar a los derviches?

    Bailar… es soñar con los pies.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s