Imagen24

    “Otoño… el otoño y sus dìas de sol tibio sobre mi nariz

las hojas amarillas y anaranjadas que crujen…

…cuando las piso con mis pies descalzos

algunos capullos que siguen creciendo hacia la luz y el calor…

…y las semillas que dispersa el viento o los pàjaros, con sus picos Inquietos…

el viento que sopla màs fuerte sobre mi ventana

el frio y la niebla cada vez màs cercanos

la escarcha sobre los pastos humedos en la mañana

la melancolìa de los domingos y el chocolate caliente para despejar tristezas

y vidrios empañados

la tierra sigue girando y yo preparo mi semilla expectante de sueños

con mis raìces vivas que empiezan a crecer nuevamente

en la quietud iluminada de este hemisferio austral

mi otoño se expande…

y las hojas caen esplendorosas haciendo un arco en el aire

y dejando tras de si un manto ocre en el suelo vistiendolo de fiesta

como un plumaje tornasolado de flores

nutriendolo mar adentro en la tierra

en el vuelo de hoy en este otoño de la vida

de alas amarillas y brillantes

yo te vi

me enseñaste tu color

en el mundo de las formas

por encima del arco iris

en un giro al que sòlo vos podes llegar…

en forma de pàjaro y sol, otoño y luz tornasolada…!

Gracias por visitarme hoy

Y llegar a mi..

…otoño de mi vida…

Yo, te amo!”

Gabi Dakoff

Imagen1
Imagen2
Imagen3
“Nada más que esta luz, otoño. Nada más que esta luz. El éxtasis, el éxtasis, entre el cielo y la tierra, suspendido, mejor: que se abre y se dilata como un alma profunda pero de una delicada de serenos pensamientos sensibles. Nada más que esta luz, otoño, otoño, nada más que esta luz que penetra sutil las cosas pero queda alrededor de ellas, como temblando, sensitiva y casi pudorosa. Nada más que esta luz, otoño (…).”
Juan L. Ortiz
youtube=http://youtu.be/FrIaZCRLeCw

2 Replies to “.nada más que esta luz”

  1. !Qué preciosidad de poesías! Por aquí estamos estrenando el otoño; el verdor que aparece a la vuelta de las primeras lluvias, cubre como un tapiz los campos, hace pocos días agostados; lo llamanos la otoñada, verde brillante y nuevo, con la frescura de las noches largas, y la caricia indolente del sol que va recogiendo su arco en el pequeño mediodía. Grandes, pequeñas, solitarias, en filas, en grupos, las setas salpican con gracia el tapiz verde. Los árboles van mudando despacio el color de sus hojas, pero siguen vestidos hasta la llegada de la escarcha blanca.
    Un abrazo

    Me gusta

    1. A mi siempre me emocionó el cambio de las estaciones! Todas por igual!!!!
      Cada cambio de “vestido” de este hermoso planeta, me resulta fascinante. Y más aún cómo impacta en los seres vivos. en cada bichito que camina por la tierra. Cada transformación, tiene un sentido. Bendita sabiduría.
      Detenerse a apreciar eso, se acerca a lo SAGRADO.
      Por cierto, que fortuna que puedan ver nevar! En esta latitud no. =(

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: