.acres de diamantes

.acres de diamantes

(clavelinas en Bernal)

“Tus diamantes no se hallan en montañas lejanas o en mares recónditos;
están en el jardín de tu propia casa;
sólo tienes que desenterrarlos.”
-Russell H. Conwell

“Pocas charlas han influido o conmovido a tanta gente como la famosa conferencia victoriana conocida con el título de “Acres de diamantes”.
Russell H. Conwell, anterior corresponsal y ministro, pronunció su discurso más de seis mil veces entre 1877 y 1925.
Cuando fué publicado, éste se convirtió automáticamente en un bestseller y en un clásico de la literatura religiosa.
La historia que Conwell explicaba en su conferencia tenía un gran poder de convocatoria.
Relataba la vida de un granjero persa llamado Ali Hafed que vendió su granja y abandonó a su familia para recorrer el mundo en busca de riquezas.
Buscó por todas partes, pero no pudo hallar los diamantes que tanto ansiaba.
Por último, solo y desesperado como un indigente sin techo, puso fin a su existencia.
Su búsqueda de riquezas lo había consumido.
Entretanto, el hombre que había comprado las tierras de Hafed estaba agradecido por cada brizna de hierba que ahora le pertenecía e invertía grandes dosis de esfuerzo y amor en su granja.
Por la noche, rodeado de su familia y comiendo los frutos de su trabajo, se sentía dichoso.
Por último, un buen día hizo un descubrimiento extraordinario.
En el jardín que Ali Hafed había abandonado había una mina de diamantes -literalmente un acre de diamantes-. El humilde granjero se hizo más rico de lo que jamás había soñado.
Conwell recurría a esta parábola para ilustrar un mensaje extraordinario y maravilloso: que albergamos en nuestras entrañas un manantial de plenitud y las semillas de la oportunidad.
Para cada uno de nosotros existe un sueño estrictamente personal a la espera de ser descubierto y hecho realidad.
Si apreciamos nuestro sueño e invertimos amor, energía creativa, perseverancia y pasión en nuestra persona, alcanzaremos el éxito auténtico.
¿Dónde está tu acre de diamantes?
Si pudieras hacer lo que quisieras, ¿qué harías?
¡Sí, lo que estás pensando es totalmente imposible ahora mismo!
¿Abrirías una tienda, formarías una familia, diseñarías un vestido, escribirías un guión?
Todos tenemos un acre de diamantes en espera de ser descubierto, apreciado y explotado.
Todos tenemos un lugar por dónde empezar.
Deja volar tu imaginación, pues es el anteproyecto de tu alma para el éxito.
En el caminp hacia la alegría y el bienestar descubrirás que tu oportunidad para alcanzar el éxito personal, la auténtica felicidad y la serenidad económica está tan próxima como tu propio jardín.”

-Sarah Ban Breathnach

 

2 pensamientos en “.acres de diamantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s