Mariposadel67

.si puedo evitar que un corazón se rompa

Scroll down to content
cropped-tick-tock.jpg

 

“Para hacer una pradera se necesitan un trébol y una abeja,

un trébol y una abeja

y ensueño.

Bastará con el ensueño

si las abejas son pocas.”

 

 

“¡Soy Nadie! ¿Y tú, quién eres?

¿Nadie, también?

¡Somos dos, entonces!

¡Calla!, podrían descubrirnos.

 

¡Qué tedioso ser Alguien!

¡Cuánto impudor, cual una rana,

repetir tu nombre todo el día

ante una charca admirativa!”

 

“Jugamos con engrudo

hasta verlo apto para perlas;

luego, arrojamos el engrudo

y nos sentimos unos tontos.

 

Las formas, no obstante, eran similares

y nuestras nuevas manos

aprendieron las tácticas de las gemas

practicando con arena.”

 

“Si puedo evitar que un corazón se rompa

no habré vivido en vano

si puedo aliviar una vida de dolor

o entibiar una pena

o ayudar a un petirrojo caído

devolviéndolo a su nido

no habré vivido en vano.”

 

— Emily Dickinson

 

Aunque nunca se alejó de la civilización para sumergirse en la vida silvestre, la poeta norteamericana Emily Dickinson (1830-1886) recorrió días tras día las siete hectáreas que rodeaban su casa para entregarse a dos actividades que la fascinaban: observar pájaros y recolectar muestras de plantas autóctonas para su herbario.

“Espero que a ti también te gusten los pájaros. Es económico. Te ahorra ir al paraíso”, supo escribir.

Emily Dickinson fue una poeta norteamericana destacada, así como una más entre muchos escritores y poetas naturalistas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: