«Suben y bajan, ondulan; se persiguen con el único deseo de alcanzarse. De mirarse a los ojos,
de sonreírse a la cara…

Creo haber vivido vidas anteriores, lo presiento; es como si el latido de mi propio corazón
marcara el ritmo de mi antigua vida. Algo me dice que respiré el mismo aire que hoy respiro,
algo me dice que lo que hoy descubro es la contemplación en todo su esplendor de algo que
vivió y vive en mí, que está implícito en mis células.
Me dejo llevar por el túnel ondulante de la vida, en el camino otros seres atraviesan barreras
que creí infranqueables. Las atraviesan sin dudar un solo segundo, y es precisamente allí
cuando sonrío, cuando me doy cuenta de que las reglas fueron hechas para romperse, para
experimentar, para equivocarse y aprender: Soy esto, pero puedo ser más, puedo ser otro,
puedo ser lo que me venga en gana…
Una lengua gigantesca me deposita con otros seres brillantes. Me vuelvo una luciérnaga en
medio de la nada; y la nada es oscura, la nada me atrapa y transporta hacia otros lugares
donde el todo se transforma. Donde lo no nombrado adquiere un nombre, se vuelve entidad y
yo soy alguien, soy quién te piensa, quién te nombra, quién te sueña en sueños húmedos para
solo necesitar de tu caricia para seguir siendo…
Floto en los pensamientos más profundos y me dejo llevar hacia el más allá, dónde el más acá
solo me ata, dónde el más acá es menos que un microbio a punto de nacer. Vuelvo a reír como
un loco, descubriendo el delirio místico de mi propio pensamiento y entender al fin que no hay
reglas escritas para vivir y existir…
La oscuridad es solo un lienzo que puede ser escrito con luz, y la luz está dentro; y la luz está
en nosotros…»

-Elliot Bourdin

4 Replies to “.ameba”

    1. Dicen somos luz, polvos de estrellas, un caleidoscopio vibrante de diamantes que giran mientras van formando más rendijas por donde se cuela más luz.
      La luz para mi es una forma de expresar el amor, por ejemplo pintar con luz… cada vez que lo hago es como si una hebra de mí se fuera en la imagen…
      Luz es también aquellos recuerdos fragmentados de nuestra infancia, o esos instantes fugaces y bellos que quedan retenidos como recuerdo en una fuerte impronta…
      La luz se abre paso entre las sombras como el fugaz vuelo de colibrí que aletea en mi cabeza cuando salgo a regar en mi jardín…
      Luz son los paisajes que ante nuestros ojos vibraron y cobraron color, y también es las conversaciones de madrugada con un amante apasionado…
      Aún en el vacío o en la noche oscura del alma hay luz, porque cobra forma de esperanza y nos guía aún a tientas a un lugar remoto donde volvemos a iluminar-nos…

      Te quiero

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: