el largo y sinuoso camino

“Los años pueden golpearte como si te hubiera arrollado un camión, robándote la juventud.
Durante años vives simplemente simplemente intentando reaccionar a ello, sintiéndote más identificado  con lo que has dejado de ser que con lo que ahora eres.
Sin embargo, poco a poco pero con constancia, va entrando en la siguiente etapa de tu vida, que es distinta, pero no necesariamente menos rica que la otra.
De ti depende que sea más o menos satisfactoria.
Recuerdo haber comprado hace varios años un cd de Joni Mitchell.
En la carátula aparecía un autorretrato suyo sosteniendo una copa de vino tinto: me senté y contemplé la imagen durante varios minutos antes de poner la música.
Y cuando lo hice, me quedé horrorizada. Parecía otra cantante, no sonaba como la Joni que yo conocía. “¡Oh, Dios mío, ha perdido la voz!”, pensé.
Aquella cualidad dulce y aguda de su voz había desaparecido.
Yo, que había estado escuchando a Joni Mitchell durante Mitchell durante décadas, ahora no la reconocía.
Durante cinco minutos estuve dándole vueltas a cómo Joni Mitchell ya no podía cantar como antes.
Pero entonces me puse a escucharla con detenimiento y descubrí que la voz que antes tenía no podía competir con magnificencia con la que ahora había adquirido.
Su voz revelaba una nueva profundidad, un anhelo que cuando era joven no tenía.
En alguna parte entre su alma y su garganta, su pasado y su presente, sus buenas canciones pop se habían alquimizado en un arte sublime.
Las melodías alegres e ingeniosas se habían convertido en un grito profundo, descarnado y enternecedor que provenía del centro de todo.
Joni había ido a un lugar lleno de poder que era cualquier cosa, salvo “inferior que” otra experiencia anterior.
Alguien que ya era una mujer increíble se había convertido en una diosa.
Querido Dios.
bendice cada etapa
de mi vida.
que mis temerosos pensamientos
no bloqueen tus milagros.
Que al envejecer, el amor que siento por ti aumente.
Querido Dios, que ni
en este sentido ni en cualquier otro
el mundo me impida
verte.
Amén.”
-Marianne Williamson

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: