.respirar hondo

respirar hondo

“La respiración abdominal profunda es una de las técnicas más poderosas que existen para reducir el estrés. Si se usa adecuadamente, es tan eficaz como un tranquilizante pero mucho más rápida. Sólo hay que respirar hondo cinco o seis veces para empezar a invertir el espiral de tensión. Esto se debe a que al respirar profundamente se expande y se relaja el diafragma, el músculo que más se ve afectado por el estrés. Cuando el diafranga se relaja, envía al cerebro el mensaje de que “todo va bien” y se convierte en una señal para que todo el cuerpo afloje la tensión. Sigue leyendo

.prestar atención

prestar atencion

“ A veces basta con prestar atención a un problema para resolverlo. Si a nuestro hijo lo suspenden en matemáticas y empezamos a prestar más atención a sus deberes, quizá mejoren sus notas. Si nuestra pareja siente que la descuidamos, podemos hacer que se sienta más feliz si le prestamos más atención. Apuntar todo lo que se gasta puede poner freno al derroche. Sigue leyendo