.ángel

Weeping Angel Painting - Weeping Angel Watercolor by Olga Shvartsur

“Es verdad, no es un cuento;
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van.

Tiene cabellos suaves
que van en la venteada,
ojos dulces y graves
que te sosiegan con una mirada
y matan miedos dando claridad.
(No es un cuento, es verdad.)

Él tiene cuerpo, manos y pies de alas
y las seis alas vuelan o resbalan,
las seis te llevan de su aire batido
y lo mismo te llevan de dormido.

Hace más dulce la pulpa madura
que entre tus labios golosos estrujas;
rompe a la nuez su taimada envoltura
y es quien te libra de gnomos y brujas.

Es quien te ayuda a que cortes las rosas,
que están sentadas en trampas de espinas,
el que te pasa las aguas mañosas
y el que te sube las cuestas más pinas.

Y aunque camine contigo apareado,
como la guinda y la guinda bermeja,
cuando su seña te pone el pecado
recoge tu alma y el cuerpo te deja.

Es verdad, no es un cuento:
hay un Ángel Guardián
que te toma y te lleva como el viento
y con los niños va por donde van.”

-Gabriela Mistral

 

.noche estrellada

 

Akageno Saru. Noche estrellada,2012. (Dibujo)

(Credit: Akageno Saru)
“Y fue a esa edad… Llegó la poesía
a buscarme. No sé, no sé de dónde
salió, de invierno o río.
No sé cómo ni cuándo,
no, no eran voces, no eran
palabras, ni silencio,
pero desde una calle me llamaba,
desde las ramas de la noche,
de pronto entre los otros,
entre fuegos violentos
o regresando solo,
allí estaba sin rostro
y me tocaba.
Yo no sabía qué decir, mi boca
no sabía
nombrar,
mis ojos eran ciegos,
y algo golpeaba en mi alma,
fiebre o alas perdidas,
y me fui haciendo solo,
descifrando
aquella quemadura,
y escribí la primera línea vaga,
vaga, sin cuerpo, pura
tontería,
pura sabiduría
del que no sabe nada,
y vi de pronto
el cielo
desgranado
y abierto,
planetas,
plantaciones palpitantes,
la sombra perforada,
acribillada,
por flechas, fuego y flores,
la noche arrolladora, el universo.
Y yo, mínimo ser,
ebrio del gran vacío
constelado,
a semejanza, a imagen
del misterio,
me sentí parte pura
del abismo,
rodé con las estrellas,
mi corazón se desató en el viento.”

-Pablo Neruda (Memorial de Isla Negra,1964)
(gracias Itaca)

 

 

Guardar

Sweet Surrender (Imagen encontró poema)

Belleza de poema

LA POESÍA NO MUERDE

Sweet surrender, Gabi Dakoff, https://mariposadel67.wordpress.com/ Sweet surrender, Gabi Dakoff, https://mariposadel67.wordpress.com/


Brumas de colores llenan mis ojos de bellas siluetas,

borrosas figuras desdibujan tu piel,

en finas líneas de ternura que me atrapan en una rosa de suave seda,

llena de dulce amor de canela y fresa.

Suaves roces en tu piel,

llenan mis sentidos de indescriptibles sensaciones,

como si de un poema de Neruda grabado en braille se tratara,

que llena mi corazón de un profundo bienestar.

Abstractas líneas que esconde la estructura escultural de ese cuerpo,

que envuelve y protege a ese ser que te conforma,

a esa mente que me devora los sentidos con su mera presencia y me desarma

dejándome sin argumentos para rebatir tu amor.


Poema: Antonio Caro Escobar (Villanueva de la Serena, Badajoz)

Imagen: Gabi Dakoff (Argentina)https://mariposadel67.wordpress.com/

Ver la entrada original

.capricornianos, unidos para reclamar que no les roben un regalo

 

 

Pocas fechas hay peores para llegar a este mundo que las fiestas. Nacer cerca de Navidad y Año Nuevo es un karma. Y si alguien lo saben bien son ellos, los capricornianos. El signo del zodíaco que se está uniendo a través de las redes sociales para realizar reclamos básicos a través de un curioso sindicato.

Apa, qué grupete.

Sigue leyendo

.las cartas escogidas de los grandes compositores- ante la adversidad V

.las cartas escogidas de los grandes compositores- ante la adversidad V

.Réquiem

“No puedo apartar de mis ojos la imagen de aquel desconocido.
Constantemente me viene a ver para pedirme, impaciente, que le entregue el trabajo. Yo sigo, porque componer me cansa menos que reposar, y porque ya no tengo nada que temer. Noto que esto se acaba, que me muero antes de haber podido disfrutar de mi talento. No se puede cambiar el propio destino, ni nadie puede decidir la medida de sus días Me tengo que resignar a lo que quiera la Providencia. Ahora ya sólo me queda acabar: éste es mi canto fúnebre y no debo dejarlo imperfecto.”

-W.A. MOZART
Viena, 7 de septiembre de 1791

Sigue leyendo