.las cartas más apasionadas del mundo-Cursis II

.las cartas más apasionadas del mundo-Cursis II

En el colmo de la ternura, la consideración y la cursilería, la grandota Emilia Pardo Bazán confiesa al más bien reducido Benito Pérez Galdós que se reprime en sus entusiastas demostraciones de cariño por miedo a hacerle daño…También habla de su emancipación y de su independencia, en aquellos tiempos algo muy difícil para las mujeres. Es el año 1889 y entre los dos todavía arde una intensa llama de pasión:

Emilia Pardo Bazán a Benito Pérez Galdós

Esta mañana al leer tu cartita, se me derretía el corazón de cariño. Ayer pasé soñando contigo toda la noche. Ya ves si necesitaré hacerme violencia para tratarte con amor y apretarte con delirio. ¿Quieres que te diga la verdad? Siempre me he reprimido algo contigo por miedo a causarte daño físico; a alterar tu querida salud. Siempre te he mirado (no te rias ni me pegues) como los maridos robustos a las mujeres delicaditas y tiernamente amadas, que tienen con ellas menágements. Por lo demás, y autorizada y rogada por ti, lo fácil y agradable para mí es hacerte mil zalamerías. A eso me inclina  no sólo el cariñazo que te tengo, sino mi condición de gallega arrulladora y mimosa. Verás cuántas tonterías hago y digo. ¿Apostemos a que vas a reirte? Pánfilo de mi corazón: rabio también por echarte encima la vista y los brazos y el cuerpote todo. Te aplastaré. Después hablaremos tan dulcemente de literatura y de Academia y de tonterías. ¡Pero antes te morderé un carrilito! Mono, dormirás estos días. Dios quiera que si. No pienses mucho, no. Tengo ganas de conocer esos planes literarios y de ver ese arrastrado drama en pruebas, cuartillas o como tú permitas a esta tu admiradora y apasionada (en todo el rigor de la frase). ¿Con que sigues empeñado en explotarme? ¿Qué será eso que tienes que propornerme? A ver si de ahí saco yo caudales para alquilar un habitáculo “decentito”, donde esté con cierto desahogo. ¡La lucha por la existencia! ¡Que cosa más bonita, sobre todo considerando que es patrimonio del hombre-varón! Monín, mi carta sobre la Academia, casi era una carta amorosa. Por eso no extendí más el apuntito. La sorpresa me gustó mucho, mucho. En la mía del martes habrás visto no una cosita, sino muchísimas cosazas dulces y salidas de dentro, porque se me figura que en este mes de ausencia y comercio epistolar, ha aumentado o siquiera ha adquirido carácter más misterioso y fuerte mi grandísima adhesión hacia tí. No puedo negarte que, viniendo de tí, me envanece esa dedicación absoluta y decir como nuestros vecinos “quand meme” o como diríamos aquí “Salga el sol por Antequera”. Así se quiere, y si yo no lo comprendiese ni lo saborease sería una pánfila: a boquita. Uno muy largo, que haré efecto Samedi”. -Emilia Pardo Bazán -Selección de Alicia Misrahi

8 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo-Cursis II

  1. Bien cursi, y a la vez emotivo… Pardo Bazán es de mis favoritas, la descubri en Los pazos de Ulloa que me dejó perpleja por la fuerza de su escritura. Y luego Un Viaje de Novios, que recuerdo leí a mi entonces novio. Y nos gustó mucho mucho. Gracias por compartir estas cartas tan interesantes e históricas. Galdós siendo mordido en su carrillito por la Bazán… vaya vaya por Dios 🙂

    • Has visto? Entre los dos habia mucha tela por cortar y admiración mutua. Pardo Bazán una mujer de armas tomar, fuerte y decidida, pero ya ves…en su intimidad una tierna y encantadora mujer enamorada de su Galdós. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s