.escribir en soledad

.escribir en soledad

 

“El único inconveniente de escribir es estar solo. La fase de la escritura. La fase de la buhardilla solitaria. En la imaginación de la gente, eso es lo que distingue a un escritor de un periodista. El periodista, el reportero, siempre anda con prisas, de caza, reuniéndose con gente y recogiendo datos. Preparando una historia. El periodista escribe en compañía de otra gente y siempre con plazos de entrega. Rodeado de gente y con prisas. Es una actividad emocionante y divertida.
El periodista escribe para conectarlo a uno con el mundo de afuera. Es un conducto.
Pero un escritor escritor es distinto. Alguien que escribe ficción es alguien -o eso imagina la gente- que está solo. Tal vez porque la ficción parece conectarlo a uno solamente con la voz de otro individuo. Tal vez porque leer es algo que hacemos a solas. Es un pasatiempo que parece separarnos de los demás.
El periodista investiga una historia. El novelista se la imagina.”
-Chuck Palahniuk (Error humano)

6 pensamientos en “.escribir en soledad

  1. Escribir…

    Soledad?.. Sí en apariencia, sí en la forma, pero quizá la soledad sea sólo la creencia de sentirnos “desconectados” del resto, de los demás… Pero no es cierto, no puede serlo si atendemos
    que el límite del escritor, en cuanto ser humano, no se circunscribe a la buhardilla, ni al papel en blanco,
    ni a su mente y corazón bien dispuestos para convertir en palabras lo que en su interior bulle y pugna por salir,
    ni su límite es la propia piel, ni siquiera sus pensamientos… Existe una sensibilidad creativa y altamente impersonal que lo trasciende todo y que a todo atiende, y llega, y lo alcanza certeramente cuando es el corazón quien habla y es el espíritu el que se expresa, para otros corazones y otras almas. Cuando escribimos y leemos no estamos realmente solos, estamos conectados en un plano de belleza y sensibilidad similar a la luz que penetra en nuestros ojos y nos conecta con las estrellas que observamos, a través de esa misma luz, de esa emoción que nos despierta y nos hace percibir que la soledad realmente sólo es una ilusión. Cuando un ser humano imagina, sueña y ama… lo hacemos todos.

    Dama Dakoff, para apoyar esto que digo, me remito a una sensación de íntima compañía que me nutre a pesar de esta buhardilla solitaria, de este papel en blanco y de estas manos vacías de otras manos… que como antes dije, sólo es en apariencia, pues esta buhardilla es mi corazón y en ella me acompañan todos los que viven en mi amor y afectos, como el papel en blanco antes de escribir ya está repleto de lo que inevitablemente ha de ser escrito unido como estoy a la pluma de todos cuantos fueron y serán, y como estas manos, aparentemente vacías, son tomadas por todas las manos amigas que en nuestra ceguera no somos capaces de observar y que sin embargo, ahí están, porque siempre estuvieron, calladas, silenciosas, esperando únicamente que nos sintiéramos receptoras de ellas.
    Escribimos, en aparente soledad, porque sabemos, nuestro alma lo sabe, que no estamos solos y que jamás lo estaremos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s