La Dulce Esperanza

Seamos rebeldes.
Seamos atrevidos
y volvamos a hacer de la esperanza,
nuestro verbo cotidiano.Pongàmosle alas, a nuestros sueños.Vayamos al rescate de los pequeños placeres cotidianos,
que aunque breves,
encienden la chispa,
que mueve el alma,
hacia arriba,
en espiral
Sumemos esperanza
y como ese vuelo «en v», de las aves
propulsemos con el aire vecino y el nuestro,
un baile extendido en el cielo
en una fiesta donde haya lugar, para todos…
Necesitamos del otro, para el abrazo completo
somos un todo que es màs que la suma de las partes
en un ocèano infinito hay voces que se suman y rescatan, del olvido,
valores que creìamos, perdidos
En realidad nada està perdido:
todo està encontrandose en el punto exacto
donde tiene que ser
alineado
vibrando
en una claridad que deslumbra
vamos hacia la direcciòn correcta aunque parezca que no
yo estoy preñada de la dulce esperanza aùn

mi corazòn no puede equivocarse
Gabi 

La Dulce Esperanza (1)

2 Replies to “.hope”

    1. Sabes? El sentido de esta «bitácora», es para recordar aquello necesito no olvidar.
      Tenerlo ahi, a mano, para volverlo a leer y hacerlo carne, cuando haga falta.
      Mi pequeña manera de creer que es preferible encender una candela, que maldecir la oscuridad.
      Gracias de nuevo, Ramon!
      Gabi

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: