.uno

quince

(pajarito en Bernal)

 

(uno)
“Ora por nosotros
el niño que habita en el
fondo de mi corazón

De rodillas, como antes
como en las historias
que nos leían de pequeños

Ora como si los abismos
fueran de aire y nada

Todo lo podemos cruzar
las distancias con un
solo corte de aliento

Un susurro
un fugaz laberinto

Ora sabiendo
que el tiempo
opera enigmático
y que sólo el amor
encanta y envuelve

Ora sabiendo que volverás
sobre los pasos
y en tus labios
las palabras precisas
para encender
los crudos llanos
de la memoria
creándolos
en pasión y alas

Una ruta entre las lluvias
al desierto
donde yacen sus manos

Sabe que una de tus miradas
abrasa el cielo
y muta la serenidad
en desasosiego

Una creadora de mundos
una Eva en estado puro
una oración
glorificada al cielo
y destinada al infierno

La que siembra lágrimas
y levanta los arcos
de anhelos
en los océanos
donde el hombre
jamás ha navegado

La que cosecha versos
sobre montañas en que el pie
humano no se ha posado

Los ángeles velan sus pasos
y escuchan esa oración
desde el inicio
¡pero silencio!

sus pasos se aproximan
en este momento
al borde
de estos versos ilusos.”

-Eduardo Jeraldo Farias Alderete (de “la infamia de las mariposas”)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s