.cartas desde el desierto

luz

 

 

“Elegir y ser elegido…
Mientras bebía un café humeante, sorbo a sorbo, me detuve en una noticia.
Un abuelo, viudo y profesor de literatura jubilado en un pueblito de Italia, pidió, a través de un anuncio en un periódico – acompañado de una fotografía e indicando que no sería una carga económica, pues contaba con una módica pensión-, algo insólito:
“Deseo ser adoptado por una familia que necesite a un abuelo, a un amigo, a un conocedor de la literatura griega…”
Le llovieron ofrecimientos que agradeció no sin antes viajar por la península itálica, conociendo a las probables familias que lo adoptarían.
Llegó el día, y se incorporó a una familia donde lo esperaban dos muchachitos que anhelaban vivir con un abuelo así.
La adopción es una muestra genuina de eso que llamamos la gratitud de la vida y la gratitud del amor…

Como el viento
Yo tengo una pena que no la conoce el viento…
Así dice la gente del desierto, cuando guarda las tristezas para sí y no las pregona. Las tristezas son densas como la bruma, pesadas como las piedras, lentas como los bueyes. Por eso, más difícil se tornan para ser echadas al viento.
Sin embargo, cuando llega el dia en que permitimos que el viento conozca nuestras penas es como pasar la escoba por el amplio patio empedrado de la casa. Se levanta el polvo viejo y se echa a volar.
Los amigos que saben lo que son las penas,
saben escuchar.
Los amigos que saben escuchar
son como el viento,
callados, invisibles,
parece que no tienen ojos,
parece que no tienen lengua,
sólo oídos para escuchar…

El claro resplandor.
Sólo el rayo con su fulgurante resplandor en los cielos espaciosos del desierto, es la imagen apropiada para describir la instantaneidad de la partida de un ser querido.
Un estar de dejar de estar, un ser y transformarse en otra forma de ser, una presencia mudada en ausencia.
A eso llamamos partir de este mundo.
Despertar, o desayunarse, como se dice coloquialmente, y encontrarse como que el mundo es otro por causa de una ausencia de la presencia de un ser querido.
Estos ritos de paso y de transformación, inevitables, nos cambian para siempre y lo que un día era un concepto ahora es una experiencia definitoria de nuestra manera de estar en el mundo, a partir de la ausencia amada.
Estas partidas repentinas llevan un caudal de consecuencias , siendo la más luminosa de ellas la que nos recuerda que luego seguiremos nosotros…

Todavia no.
Nuestros corazones son algo más que la casi perfecta bomba que inyecta sangre nueva en el torrente y que trabaja día y noche incansable.
Nuestros corazones, como decía un viejo amigo, no son químicamente puros.
Están llenos de necesidades y de afanes de amor y gracia. Nosotros descansamos sobre nuestros corazones de día y de noche. Pero también vivimos ansiosos.
Somos esas ansias.
La manera en que vivimos esas ansias es lo que resulta en quienes somos.
Sucede que lo que queremos ser es lo que nunca somos.
Tal vez, es por eso que las ansias son un motor en nuestro pecho, que nos conduce hacia adelante y hacia lo que podemos ser.
Las ansias constituyen la muestra patente que nos descubre como obras en construcción.
En medio de ese ser, pero aún no ser completo, radica eso que solemos llamar el amor a la vida…”

-Luis Guillermo Pareja Herrera

4 pensamientos en “.cartas desde el desierto

  1. Si , nos adoptamos mutuamente , queridisima Gaby . Y el resto del post , sobre las partidas , me dejo una incertidumbre … andamos tristes ? algun aniversario de partida ??

      • Hermoso . A mi me toca en octubre , el 3 y el 30 . Aunque ya ha pasado muuuuucho tiempo y la heridas se van sanando .

      • Si, claro! claro que sanan!
        Estaré acompañándote esos dias, Dani…
        no sería lindo, que plantemos Vida, esos dias…?
        Decia el Mago Merlin que de semillas de deseos nacen bosques completos…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s