.seis.

.seis

 

(seis)

“(…) tu observando tu rio
Yo salvándome a nado de mi mar hostil
esta infancia que vale por cuatro pilares bajo nuestro planeta
vale lo que vale una hebra de aire
un girón de nubes un aroma a roscas y la caricia de una abuela
un verso de un poema ahora añejada entre las hojas consumidas
por el tiempo y el dolor de sienes y la noche burlona e incierta
en que dejamos de ser adolescentes

A qué sueñas cuando recuerdas mis manos?
A qué recuerdos te sumas si nos diluímos en los restos de una madrugada y una memoria?

Nunca amé más mi piel cuando reconoció la tuya y
la luz de la tarde nos envolvía insolente
invadiendo desde los visillos…

Esas manchas en la pared
precipitándose desde un tiempo sin tiempo
y estos minutos agonizantes
en esta noche sin horizonte
oran como condenados a muerte
saben que hay un mañana
Y la luz creará arcos en la imaginación
Y la rutina trazará con su compás de orden
todos los días que han de separarnos

Silencio
ese murmullo que apenas escuchas
es el rezo quedo
de un niño que aún existe
que ya no puedes ver.”

-Eduardo Jeraldo Farias Alderete (de “la infamia de las mariposas”)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s