.el arte de Sandro Botticelli

el nacimiento de venus

(El Nacimiento de Venus)

En Florencia, bajo el dominio de la familia Médici, se formó un semillero de artistas, de los cuales uno de los más representativos fué Botticelli.
Su carrera, que se desarrolló en forma paralela al gobierno de Lorenzo el Magnífico (1469-1492) participó de la evolución de la evolución renacentista, que fué desde los ideales neoplatónicos y humanistas hasta el fervor religioso y nacionalista de Savonarola.
Los cuadros de Botticelli, en los que se aprecia un dibujo preciso y una línea ondulante, evidencian su formación en el taller de un orfebre.
Según Vasari, que incluyó la biografía de este artista en su obra Vidas, fué en esta etapa que Botticelli descubrió su vocación.
.señalar y dar sentido
En medio de la efervescencia artística que se vivía en la Florencia de los Médici, Botticelli fue aprendiz de Fra Filippo Lippi y después de Verrocchio antes de instalar, hacia 1470, su propio taller.
Parece que fué en ese momento cuando el pintor se integró al círculo de los humanistas que rodeaban a Lorenzo el Magnífico.
El prestigio de Botticelli comenzó con sus primeras obras florentinas: el Díptico de Judith (1472-1473). Gracias a ello fué llamado a Roma en 1481 para ejecutar los frescos de una parte de la Capilla Sixtina: Hechos de la vida de Moisés, El castigo de los rebeldes y las tentaciones de Cristo.
De regreso en Florencia, los encargos aumentaron.
Fué la época de sus grandes composiciones mitológicas: El nacimiento de Venus (1482), que fué concebido como contraparte de La Primavera, es una alegoría que exalta los ideales formales e intelectuales, lo bello, la perfección del cuerpo femenino, asociado al bien, en una naturaleza armoniosa.
Las últimas obras de Botticelli estuvieron marcadas por las ideas de Savonarola.
Su arte, influido por la prédica del monje, se tornó sombrío, en concordancia con el nuevo clima cultural de la ciudad que obligó a huir a los Médici en 1494 y que rechazó los ideales humanistas.
Aunque la edad de oro del neoplatonismo florentino, en las artes como en las letras, llegó a su fin de modo brusco, nunca dejó de fascinar, a la manera de un paraíso perdido.
La influencia de las composiciones sabias de Botticelli se observa, por ejemplo en Filippino Lippi, Lorenzo di Credi y Piero di Cósimo.
Pero también mucho después: al fundar los prerrafaelistas ingleses su movimiento en el siglo XIX, miraron su obra y ese tiempo en que las artes, la filosofía y las letras exaltaban por igual la grandeza del hombre y la armonía entre lo ideal y lo sensible.

primavera

.la Primavera 🌹
Pintura al temple sobre madera. 1478.
Descifrando las variaciones del sentimiento amoroso: en esta alegoría Botticelli representó en formas sensibles todo un conjunto de ideas. La primavera, estación del amor que renace, ha sido personificada en la figura de Venus. Está acompañada por Mercurio, mensajero de los dioses, y por las tres Gracias, y a la derecha por Céfiro, Cloris y Flora; Cupido, con los ojos vendados, corona con la composición. Cada personaje simboliza un aspecto del sentimiento amoroso: pasiones, sensualidad, generosidad, plenitud y pureza . La amistad, el amor profano y el amor sagrado están señalados por el modo en que se entrelazan los dedos de las tres Gracias. Esta riqueza simbólica está realizada por la armonía de la composición: las alegorías se leen horizontalmente; pero adquieren corporeidad en el ámbito del paisaje boscoso que se abre al fondo, en profundidad.

2 pensamientos en “.el arte de Sandro Botticelli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s