.lucha por la felicidad

janis pauluks felicita

En 1945 Janis Pauluks pintó el desnudo ‘Felicitas’ que hoy se exhibe en el Museo de Arte Nacional de Letonia, en Riga

“La expresión de la cara es la de una niña malhumorada y caprichosa, pero el cuerpo desnudo es inequívocamente el de una mujer en el apogeo de su belleza física. Luce en su cabeza una toalla que le confiere un aire africano, aunque el autor de este cuadro titulado ‘Felicitas’ no guarde ninguna relación directa con ese universo geográfico y cultural. Se trata de Janis Pauluks, nacido en Riga, Letonia, en 1906. La historia del pintor es atípica: se desempeñó en un cargo subalterno en el Ministerio de Agricultura de su país durante quince años, y recién a los 31 comenzó sus estudios de pintura. No hubo allí ninguna precocidad artística ni una vocación férrea maltratada por las circunstancias externas, sino un encuentro tardío con un talento inadvertido.
La modelo adolescente que aparece en esta composición de 1945 se llama Felicitas Pauluka y se convirtió más tarde en la esposa del artista. Con los años ella también ganaría trascendencia: en la actualidad, es una renombrada pintora de la región de los Balcanes. Aunque no resulte evidente a primera vista, el cuadro es una sátira subrepticia contra la rigidez del régimen comunista soviético, interpelado a través de la desprejuiciada desnudez de la muchacha que, en su mano izquierda, sostiene el periódico oficial ‘Cina’, término cuya traducción al español es ‘lucha’.
Además de las comisuras de sus labios en un gesto de malestar; Felicitas exhibe un cuerpo rollizo pero no menos sensual; sus uñas están pintadas de rojo y sus piernas se ocultan detrás de un florero de cerámica. Las toscas pinceladas del fondo sitúan a la joven en un fondo agreste.
A diferencia de su colega y connacional Mark Rothko, quién abandonó Letonia en 1913 y se convirtió en una figura del movimiento abstracto de los Estados Unidos, Pauluks eligió permanecer en su tierra natal. Un territorio que obtuvo su independencia en 1918 y que logró mantenerse apartado del asedio soviético durante dos décadas. En 1939 Joseph Stalin impuso su voluntad de hierro, y poco después Letonia fué ocupada por las fuerzas militares de Adolf Hitler: tras la Segunda Guerra Mundial, el país fué una república de la ex Unión Soviética durante casi cincuenta años.
En el plano de la creación artística, el régimen stalinista no mostró el menor gesto de apertura. A partir de la posguerra, los artistas letones que permanecieron en el país fueron obligados a seguir los preceptos ‘estéticos’ del denominado realismo socialista: no podían hacer paisajes que no reflejaran un perfil optimista de la realidad soviética. Para poder sobrevivir Pauluks intentó adaptar su estilo al grisáceo realismo socialista, mantuvo un soterrado interés por las corrientes vanguardistas. Murió en 1984 y en ‘Felicitas’ todavía está allí lo mejor de sí: el ejercicio subterráneo de la ironía como una manera de subvertir, apenas durante un instante, las rígidas pautas de una vida planificada por otros hasta en sus más ínfimos detalles.”

Fuente: Transcripción de “Las mujeres más bellas de la pintura”

.Janis Pauluks (1906-1984) seducido por los vanguardistas, el artista de Letonia satirizó con este desnudo al comunismo soviético instalado en su pais. Posó para él la joven Felicitas, quien se convirtió en su esposa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s