.callecitas de Bernal

.callecitas de Bernal1

(Graffiti en Bernal)

“Loable es escribir para no morir y más valioso aún escribir para salvar a otros del olvido y de la muerte”

-Carlos Alvarado (Tucumán, 2007)

“Callecitas de Bernal, que cobijan en su historia

episodios que en el tiempo fueron marcando jalones

en los oscuros rincones que guardan en su memoria

una limpia trayectoria que inunda los corazones

de recuerdos… de ilusiones… de los vecinos sencillos

que poblaron este pago, fruto de la inmigracion,

y que tiene por emblema ese primer monumento,

el primero en la Argentina, de don Cristóbal Colón.

Que fué Agustín Pedemonte, en muchos casos, pionero,

igual que aquél caballero, oriundo del pais del norte,

M.S.Bagley llamado, que a la industria dió su aporte

desde Dorrego y Zapiola, su emprendimiento primero.

Y allá por mil seiscientos un vecino, un tal Maciel,

fué el primero en la nación que instaló una vaquería

y entonces Bernal sería, por ese argumento fiel,

en todo el país la cuna de nuestra ganadería.

La avalancha genovesa se enlaza con Santa Rosa,

con familias de abolengo… la nueva industria que avanza…

Y la Moreno, señera, con la Estrada, religiosa,

alimentaron, sin duda, la cultura y la enseñanza.

Callecitas de Bernal que los vecinos transitan

y que pisaron otrora aquellos que ya no están:

Agustín Bardi, maestro, Chopin del tango” en su afán;

Tita Galatrio, calandria, la voz de nuestra ciudad;

Adela García Salaberry, sensibilidad total;

María Adler, poetiza, en la sensibilidad;

el maestro Ricci, pintor, puro, de estilo cabal…

y no olvidemos a Firpo, historiador de Bernal.

Al final, los que sirvieron, al teatro sin doblez:

Panigatti, Juan Veroli, Mazzei y Justo Francez…”

-(Del libro “El Goce del Actor)

.callecitas de Bernal 2

4 pensamientos en “.callecitas de Bernal

  1. Honrar la memoria de quienes nos precedieron e hicieron posible y bello lo que hoy existe es cabal y nos honra también a nosotros. Hermoso poema.
    Imagen hermosísima, tanto como la frase de su cabecera.

    Un abrazo, Gabi

    • Si. Tenemos raices que honrar. Es como besar los pies que caminamos. La tierra que andamos. Saber de dónde venimos y de alguna manera, hacia dónde vamos.
      La historia de mi aldea es hermosa en matices, y digo aldea, porque nos conocemos entre todos, casi. El centro es un pañuelo. Si te parás en una esquina, ves el mundo pasar. Y el barrio conserva el aroma a “barrio”, todavia. La gente se saluda y se cuenta cosas. Lindo eso! 🙂

    • si! todavia somos vecinos y nos conocemos los nombres y las historias de vida. todavia hay (y mucha) ganas de ayudarnos entre todos. queda una chispa encendida ahi, latiente. por suerte… (bendito sea)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s