.las cartas más apasionadas del mundo-Desesperanzadas II

.las cartas más apasionadas del mundo-Desesperanzadas II

Adolfo Bioy Casares hubiera sido capaz de todo por Elena Garro. Pero ella, al parecer, no estaba tan interesada como él… Una carta fechada el 5 de noviembre de 1951 empieza así:

Adolfo Bioy Casares a Elena Garro
“Mi querida: Tuve que hacer un viajecito a Montevideo. Éste fué muy rápido: tres días en total. A mi vuelta me encontré con tus cartas del 26 y del 27 de octubre: las más cariñosas que me has mandado desde hace tiempo. Tal vez te di lástima con mi tristeza. Si me hubieras visto en estos tres días del viaje te hubieras apiadado aún más o, basta de tonterías, me hubieras dado el olivo, como decimos aquí (me hubieras abandonado). No te puedo decir qué desolado me parecía todo: viajar en avión, llegar a un cuarto (de color pardo) del Nogaró, almorzar y comer, conversar con los maîtres, los mozos, las consignas de siempre. “¿Para qué estoy haciendo esto?”, me decía…”
Bioy Casares parece incluso haber asediado a su corresponsal. Entre agosto y octubre de 1951, le envió una veintena de cartas:
“Perdóname que esté escribiéndote de nuevo [redactó el 8 de septiembre de ese año], quisiera darte un respiro, pero tengo tanta necesidad de ti que si no toleras estos monólogos voy a morir de angustia…”
Cuatro días después, envió otra carta:
“Helena adorada: No te asustes que te quiera tanto. Tú me dijiste que lloraría por tí. Solamente te equivocaste, en una carta, en la que me reprochabas mis lágrimas fáciles. Tal vez si pudiera dar un buen llanto mejoraría, pero no, eso me está negado. Debo seguir con esta pena y con los ojos secos…”
El tiempo pasó, se encontraron más veces, pero él no cambió el tono de sus cartas. ¿Era el amor verdadero o una obsesión?
“Mi querida, aquí estoy recorriendo desorientado las tristes galerías del barco y no volví a Víctor Hugo. Sin embargo, te quiero más que a nadie… Desconsolado canto, fuera de tono, Juan Charrasqueado (pensando que no merezco esa letra, que no soy buen gallo, ni siquiera parrandero y jugador) y visito de vez en vez tu fotografía y tu firma en el pasaporte. Extraño las tardes de Victor Hugo, el té de las seis y con adoración a Helena. Has poblado mi vida tanto en estos tiempos que si cierro los ojos y no pienso en nada aparecen tu imagen y tu voz. Ayer, cuando me dormía, así te vi y te oí de pronto: desperté sobresaltado y quedé muy acongojado, pensando en tí con mucha ternura y también en mí y en cómo vamos perdiendo todo.
Te digo esto y en seguida me asusto: en los últimos días estuviste no solamente muy tierna conmigo sino también benévola e indulgente, pero no debo irritarte con melancolía; de todos modos cuando abra el sobre de tu carta (espero, por favor, que me escribas), temblaré un poco. Ojalá que no me escribas diciéndome que todo se acabó y que es inútil seguir la correspondencia… Tú sabes que hay muchas cosas que no hicimos y que nos gustaría hacer juntos… recuerda cómo nos hemos divertido, cómo nos queremos. Y si a veces me pongo un poco sentimental, no te enojes demasiado…
Me gustaría ser más inteligente o más certero, escribirte cartas maravillosas. Debo resignarme a conjugar el verbo amar; a repetir por milésima vez que nunca quise a nadie como te quiero a tí, que te quiero, que te respeto, que me gustas, que me diviertes, que me emocionas, que te adoro. Que el mundo sin tí, que ahora me toca, me deprime y que sería muy desdichado de no encontrarnos en el futuro. Te beso, mi amor, te pido perdón por mis necedades…”
[.el amante coleccionista fetichista
Unas semanas antes de este aluvión de cartas, poco después de embarcarse de regreso a América, tras el segundo encuentro con Elena Garro, Bioy envió otra carta a la calle Víctor Hugo 199, el domicilio parisiense de la familia Paz Garro. En su equipaje llevaba dos recuerdos: un zapato y el pasaporte de Elena (después, Garro le pediría que le devolviera el pasaporte.]
-Selección de Alicia Misrahi

3 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo-Desesperanzadas II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s