.las cartas más apasionadas del mundo-Obsesivas I

.las cartas más apasionadas del mundo-Obsesivas I

“No puedo distinguir las terribles voces
que gritan en mi interior,
pero en cambio si puedo distinguir
la suya y confiar en usted, sólo en usted,
en nadie más…”

-Franz Kafka

En este texto, Franz Kafka reconoce sus problemas de comunicación con Milena y los explica escudándose en la timidez y el temor de los dos… Ambos estaban condenados a irse alejando irremisiblemente, pero todavía no lo sabían… En las cartas que se conservan podemos rastrear un año de amor… entregado, desconfiado, anhelante, apasionado, asustado, pero sobre todo… obsesivo.

Franz Kafka a Milena Jesénska
Jueves
“(…)
Algo tenemos en común, Milena, me parece que somos tan tímidos y temerosos que todas las cartas son distintas, cada carta se asusta de la anterior y sobre todo de la respuesta. Usted no es así por naturaleza, eso se vé rápidamente, incluso yo, puede que tampoco sea así por naturaleza, pero ya se ha convertido casi en parte de mí; sólo cuando me desespero y a veces cuando me enfado pierdo esa cualidad y, por supuesto, cuando algo me da miedo.
Muchas veces tengo la impresión como si estuviéramos en una habitación con dos puertas opuestas, y cada uno tuviera aferrada la maneta de una puerta, y apenas uno parpadea ya está el otro detrás de la puerta, y sólo falta que el primero diga una sola palabra para que el otro cierre su puerta detrás de sí y desaparezca. Volverá a abrir la puerta, por supuesto, ya que tal vez es una habitación que no puede abandonarse tan fácilmente. Si por lo menos no se pareciesen tanto entre ellos, si el primero se quedara quieto, si al menos disimulara, haciendo que ordena el cuarto, como si fuera un cuarto cualquiera; pero no, hace exactamente lo mismo que el otro, quedándose junto a su puerta, ambos detrás de sus respectivas puertas, y la hermosa habitación queda vacía.
Esto origina dolorosos malentendidos, Milena; usted se queja de algunas cartas, dice que les da la vuelta por todos lados y nada cae de ellas, y sin embargo son ésas, justamente, las que hicieron sentirme más cerca de usted, tan subyugado en mi sangre, tan subyugador de la suya, tan inmerso en el bosque, tan adentrado en la calma que a uno sólo le apetece hablar del paisaje, y de nada más, y una hora después uno repite lo mismo, y sin embargo, no hay nada en esa frase “ni una sola palabra que no se haya pensado con antelación”. Pero tampoco dura mucho, como mucho un instante, pronto vuelven a sonar las trompetas del insomnio.
Piense, además, Milena, en qué condiciones me acerco a usted, qué viaje de treinta y ocho años hay detrás de mí (en realidad mucho más largo porque soy judío), y cómo, al tomar tarde una curva inesperada, entonces, Milena, no puedo gritar, ninguna parte de mi cuerpo, ni siquiera digo tonterías, porque no están en mí (omito las otras tonterías, de esas me sobran) y quizás sólo advierto que estoy arrodillado al ver que sus pies están sobre mis ojos, mientras los acaricio.
Y no me pida que me sincere, Milena. Sólo yo puedo exigirme tal cosa y, sin embargo, muchas cosas me eluden, es más, quizás me eludan todas. Pero por mucho que aliene en esta cacería no avanzo, nada de eso, ya no puedo dar un paso más, de pronto todo es mentira, y el perseguido acosa al perseguidor. Voy por un camino realmente peligroso, Milena. Usted está segura, cobijada por su árbol, joven, hermosa, sus ojos subyugan con su brillo el dolor del mundo. El nuestro es un juego infantil, yo me arrastro por la sombra, de un árbol a otro, estoy en mitad del camino, usted me llama, me señala los peligros, quiere darme ánimos, se desespera al ver mi paso inseguro, me recuerda (¡a mi!) las reglas del juego…, no puedo desfallezco, ya he caído. No puedo distinguir las terribles voces que gritan en mi interior, pero en cambio sí puedo distinguir la suya y confiar en usted, sólo en usted, en nadie más…”

SUYO, FRANZ KAFKA

-Selección de Alicia Mizrahi

6 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo-Obsesivas I

  1. Y quizá el amor sólo puede crecer cuando se desnuda, pues sus ropajes, por muy hermosos que sean, no lo dejan expresarse.
    Feliz lunes mariposa, feliz vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s