.la estación del abandono

3434380589

Arte Credito: http://christianmontenegro.com.ar

 

“Otoño… nos pide que nos preparemos para el futuro, que seamos sabias guardando y almacenando. Pero también nos pide que aprendamos a desapegarnos, que reconozcamos la belleza de lo frugal…”

-B.W.Overstreet, 1947

“Los dulces crepúsculos nos nos recuerdan lo difícil que es a veces distinguir entre la mala suerte y los nuevos comienzos.
Deja que el paso de las estaciones te instruya dulcemente en el arte de aprender a elegir tus pérdidas.
Estamos intercambiando relatos de mujeres míticas, venerando aniversarios secretos del corazón, curándonos con tiernas gracias, con cómodas siestas, con almohadas olorosas, con retiros sensuales, con días de pastelitos de manzana…

Dejate entonces tentar por unas pasiones del todo posible.

El único pecado de la vida es un día sin deseo y una noche sin agradecimiento…
(…)

“La poetisa inglesa ELizabeth Barrett Browning creía que su esposo, el poeta Robert Browning, con el que se había casado al cumplir cuarenta años, la había llevado a la “plenitud” con su amor. Casi toda la vida he creído que esa sublime sensación de consumación sólo se encuentra en la promesa recíproca del amor, pero la llegada del otoño hace que me pregunte si no ha sido también un pretendiente atento y amable. ¿Por qué? Porque para aprender a amarme a mí misma, he tenido que vivir momentos de soledad y de carencia. Sólo en estas épocas de abandono he podido distinguir claramente entre mis deseos y mis necesidades. Sólo al buscar entre los escombros de lo perdido he descubierto lo que había pasado por alto: sólo después de que la tristeza me aislara del mundo pude convertirme en una mujer de recursos. Pero cuando lo hice, empecé a encaminarme hacia una intimidad que siempre había buscado con otros. Ahora la he encontrado con la persona más impensada: yo misma. Me resultó extraordinariamente reconfortante descubrir que ese había sido siempre el Plan Divino para las mujeres.En el Diario de Eva. “traducido del original” al inglés por Mark Twain, la primera mujer tiene dificultades para adaptarse a su entorno. . El hombre, del que ella tiene que ser compañera,  no está a gusto con su presencia, y hace todo lo posible para ignorarla. Así, Eva, explora sola el Edén. pero está tan desconsolada con su primera pérdida que no sabe qué hacer.

…[“Mi primer dolor. Ayer me evitó y parecía desear que no le hablase. No podía creérmelo y pensé que estaba equivocada, pues deseaba estar con él y oírle hablar. ¿Por qué no era amable conmigo si no le había hecho nada? Pero luego comprendí que estaba en lo cierto y me alejé, y me senté sola en el lugar donde lo ví por primera vez después de que fuéramos creados ]…[pero ahora era un lugar triste y cada pequeña cosa me hablaba de él y mi corazón estaba muy dolorido. No sabía muy bien por qué, pues  era un sentimiento nuevo que no había experimentado antes y todo me resultaba un misterio que era incapaz de descifrar.
Pero cuando cayó la noche no pude soportar más la soledad y fuí al refugio nuevo que él había construído, para preguntarle si había hecho algo mal y cómo podía enmendarlo y recuperar otra vez su favor, pero él me hizo salir afuera, bajo la lluvia, y ése fué mi primer dolor…]

“Cuatro días en el Edém y la mujer ya le está preguntando al hombre si ha hecho algo mal.
Eva se aleja sola y llega a un hermoso banco cubierto de musgo en el que se sienta y mete los pies en el agua. Al hacerlo, ve un hermoso reflejo, e intenta, anhelante, contener los suspiros. “Al menos, algo es algo, y es mejor que la soledad completa”.
Pero entonces Eva descubre que ese inesperado “otro” le responde. “Habla cuando yo hablo; está triste cuando estoy triste; me consuela con su afinidad, ‘e dice ‘no estés triste, pobre muchacha sin amigos; yo seré tu amiga’, y “es una buena amiga mía y es la única que tengo”.
De repente, una nube que pasa empaña su reflejo y Eva es presa del pánico ante la idea de perder a su única amiga verdadera. El rechazo del hombre es una cosa, pero perderse a sí misma es una desesperanza que no puede siquiera afrontar…

…[“¡Ella era todo lo que tenía y ahora se ha ido! ¡No soporto más la vida! ]…[Y así hundí la cabeza entre las manos y no hubo solaz para mí, pero al cabo de poco, cuando las aparté, allí estaba de nuevo, blanca y brillante y hermosa, y me lancé a sus brazos. Fué una felicidad perfecta; pero ésta era distinta, era éxtasis. Después de aquello, ya no volví a dudar de ella. A veces se alejaba, una hora, todo el día tal vez, pero yo la esperaba sin ninguna duda. Me decia: “Tiene trabajo, o ha salido de viaje, pero volverá”…y así era siempre: volvía…]…[Muchas son las visitas que le he hecho, ella esmi consuelo y mi refugio cuando la vida es difícil…y casi todo el tiempo lo es..”.]

“Aunque el dolor es un sentimiento universal, la pérdida es profundamente personal, pero no tenemos porque soportarla solas. Las nubes pueden proyectar sombras transitorias, pero yu yo esencial, la compañera que ha estado contigo desde el principio, todavía te aguarda con paciencia, como el hermoso reflejo que consoló a Eva…”

-Sarah Ban Breathnach

“Hay ocasiones en las que, cuando cruzas un haz de luz, caminas hacia tu propia sombra…”

 

-Keri Hulmee

3296752197
2469357322

2 pensamientos en “.la estación del abandono

    • Recuerdo esa foto despues de tanto tanto tiempo
      Es como si mi retina hubiera quedado detenida a años luz…
      la belleza del blanco y negro, de los rollos analogicos…. del laboratorio con la luz infraroja y la magia de ir ver apareciendo muy de a poco la foto en las bateas… magia pura…. gozo….

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s