1706w-Getty-Pink-Rose-Petal-Pinkomelet.jpg

 

45

está la tristeza
del nacimiento
la transmitida
y después
la propia
la que crece
piadosamente
a nuestro lado

35

qué lástima haber nacido
y muerto tantas veces
en esta misma vida
sin disponer
de un reclinatorio
donde mejor llorar

40

respondes
a mi risa
¿puedo pedir
algo más
a la piedad
del otoño?

27

llegar limpia de nombres
a tu nombre
sin gestos del pasado
ni voces que reclamen
como recién nacida
que viera por vez primera
a alguien
que no fuera su madre
sin ecos reconocibles
y poder nombrar nuestra mirada
con palabras nuevas
que contengan
la profundidad
del primer día sobre la tierra

26

sueño
con unas manos
sin rostro identificable
al despertar
voy mirando
las manos
a destajo
la inquietud persiste
la indagación persiste
puedo soportar horas
mañanas tardes noches
hasta que
el desasosiego
me conduce hacia ti
allí en un despliegue
de abanico tus manos
se desnudan
a mi orfandad
sólo
las arrugas
que circundan mis ojos
las horas
busco tus manos
en todas las manos
las noches
las tardes tus manos
las mañanas

4

he cometido
muchos errores
dijiste
a mí no me importaba
uno más
sólo uno más
pero Francis Galton
acechaba desde el cuadro
y yo había dejado
el despacho
repleto de huellas
y no había tenido
hijos
por miedo a que fuesen
asesinos
fatal error hereditario

 

10

era la muerte
la intermediaria
lo supimos
en lo más íntimo
las muertes
nuestros padres
la muerte
de amigo y de amiga
la muerte
en el teatro
interpretándola
viviéndola
interpelándote
después de hablar
de muertes y suicidios
sólo nos quedaba
el amor

16
siempre
la atracción poderosa de la sangre
habituarse
desde la pubertad a la pérdida
estar más cerca de la vida
y de la muerte
y que este aprendizaje
sin fundamento lógico
no perturbe
demasiado
los días de sol y de amor.

11
el amor
como una luz
despacio muy despacio
casi sin darse cuenta
como una extraña flor
para el laberinto del alma
34
para el día después
llegó la lluvia
del inquieto verano
vuelve a llover
una rosa de agua
para el laberinto del alma

-De su libro “Intimidad de la fiebre”

 

“El amor filtrado por el sol como los vitrales de la avenue Aguado
del Père-Lachaise aquel diciembre de mil novecientos noventa y nueve
el amor cubierto por la nieve aquel otro diciembre de aquel último año
de aquel último siglo de aquel último milenio y tristeza tristeza tristeza

el amor es un laberinto que no puede soportar el adiós
el amor es el laberinto de la hiedra que asfixia
el amor es el laberinto de las estatuas desnudas
el amor es el laberinto bajo las lámparas de arcilla
el amor es el laberinto de las libaciones sagradas
el amor es el laberinto de la cohabitación del deseo con el azar
el amor es el laberinto de ritos y ceremonias cotidianas
el amor es el laberinto que cabe en una urna
el amor es el laberinto de las máscaras de cera
el amor es el laberinto de las estelas
el amor es el laberinto del sueño y de la muerte
el amor es el laberinto que conduce a la casa real
el amor es un laberinto que no puede soportar el adiós
el amor es el laberinto donde enterrar el propio cadáver
el amor es el laberinto de las cenizas y de las lágrimas
el amor es el laberinto de los trabajos y los días
el amor es el laberinto donde trabajan las almas
el amor es el laberinto de los cuerpos de oro
el amor es el laberinto de los artesanos de Venus
el amor es el laberinto al que viajar con antorchas
el amor es el laberinto de las voces en vela
el amor es el laberinto de los aromas de naranjas quemadas
el amor es el laberinto de los murmullos y de los maullidos
el amor es el laberinto de los sauces y los cedros
el amor es un laberinto que no puede soportar el adiós
el amor es el laberinto que arrastra hacia el mar la esfinge
el amor es el laberinto de braseros ardiendo
el amor es el laberinto cuyo ascensor conduce al cadalso
el amor es el laberinto en el que las plañideras se abrazan
el amor es el laberinto que desconoce las últimas horas
el amor es el laberinto en el que descifrar designios
el amor es el laberinto en el que los nombres se pierden
el amor es el laberinto del gran duelo
el amor es el laberinto que detiene el propio tiempo
el amor es el laberinto de las cattleyas mossiae y del fervor
el amor es el laberinto del gozo licuado
el amor es un laberinto que no puede soportar el adiós

el amor filtrado por el sol como los vitrales de la avenue Aguado del Père-Lachaise aquel diciembre de mil novecientos noventa y nueve
el amor cubierto por la nieve aquel otro diciembre de aquel último año
de aquel último siglo de aquel último milenio y tristeza tristeza tristeza”

 

“Y al respetar la densidad de los sueños, coto hermosamente vedado,

ser uno de los sueños más sabios y sagrados, ser la realidad

de días plenos con su sol y su lluvia y la luna de la cosecha.

Y que nada ni nadie destroce la esencia de nuestro sentir primero.

Y cuando hayamos olvidado cuánto nos costó encontrarnos y reconocernos,

los inmensos laberintos que nos precedieron hasta que salimos a la luz de la

[espiral

con una rosa chamuscada entre las manos como única prueba

de nuestro peregrinaje a través de los subterráneos y sus acechanzas,

entonces, digo, cuando hayamos olvidado que alguna vez

temblamos y cambiamos nuestras almas y cambiamos nuestros cuerpos;

entonces que una lluvia muy fina nos limpie por dentro despacito

y nos otorgue la sabiduría de poder amarnos de otro modo,

como en un arrebato de nostalgia de otros mundos y sueños,

como si recomenzara una danza antiquísima que brotó en el inicio.”

-De su libro Aldebarán, Lumen, Barcelona, 2000

-Neus Aguado

 

Bahia-Pure-Organic-Moroccan-Rose_Water-Roses_1024x1024.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: