Güzel Sözler

Güzel Sözler

 

“Hay una gran transformación en acto en estos días, una transformación silenciosa y sutil, para algunos, imperceptible. Para otros el pasado puede regresar como nostalgia o culpa. Estamos todos en el medio de dos riberas, de una parte todo lo que hemos vivido hasta ahora y de la otra lo nuevo, lo desconocido.

Desestructurarse no es fácil, hay muchas resistencias. Pero está ocurriendo y mientras menos resistamos menos sufrimos. Dejémonos guiar. Confiemos en el proceso. Nadie sabe con certeza hacia donde estamos siendo llevados y eso nos provoca ansiedad quizás, pero hay una profunda sensación de que es lo mejor para nosotros.

Es fácil recaer en los viejos esquemas, es lo que amamos y nos aferramos aunque lo neguemos. Es un trabajo muy fino cambiar modalidad cuando el ego y la mente nos llevan una y otra vez a la identidad que hemos tenido hasta ahora, defendiéndola con todas las armas.

Somos lo que elegimos “recordar”. Somos lo que creemos ser, limitando de esta forma a nuestro verdadero Ser. Estamos tan identificados con las máscaras que ni siquiera imaginamos la maravilla que se esconde detrás. Permitámonos ser todo y nada. Estamos en el proceso y colaborando veremos como las sorpresas y la magia nos inundan.

Estamos siendo espectadores de potentes revoluciones interiores que nos están removiendo. A pesar de que tratamos de anclarnos como podemos, las situaciones abren dentro nuestro, surcos creando paisajes de gran inseguridad. Probablemente hemos sido siempre personas razonables, tratando de vivir dentro de límites normales. En cambio ahora está prevaleciendo el caos, el desorden, el cambio inesperado de idea entre lugares opuestos.

Lo nuevo se ha hecho ver, es evidente. Nos llama y nos hechiza, como siempre ha hecho. Sólo que hasta ahora lo tuvimos lejos, como un bonito sueño que es demasiado bonito para realizarse. Mientras tanto hemos seguido apoyados y cómodos en una vida sin demasiados riesgos. Ahora no más. Y no es sólo un aspecto planetario o un tránsito. No es culpa de Sagitario o la presencia de Saturno en Capricornio. Es también eso, a un cierto nivel, pero es la potencia de ver la realidad y a nosotros mismos tal cual somos.

Todo lo que está ocurriendo es mucho más grande. Es la rendición de cuentas entre la naturaleza humana más densa y lo divino que está despertando, enseñando el verdadero rostro de la existencia. ¿Estamos listos para afrontarlo? ¿Cuántos estamos luchando actualmente para poder llevarnos todo lo que tenemos con nosotros? ¿Creemos quizás poder engañarnos?. Seamos honestos. Mirémonos. Hay algo de dejar ir: máscaras profundas intercambiadas por verdad absoluta; reivindicaciones, orgullo, conflictos, toma de posiciones, actitudes defensivas o agresivas.

Estamos abriéndonos en dos, dejando salir a la conciencia todas estas máscaras que dentro de nosotros crean alborotos inmanejables. Honestamente no sabemos qué hacer. Y éste es un punto de salida. No sabemos qué hacer. Es maravilloso. Así por una vez nos detenemos. La mente enseña sus límites. Por fin veámoslo, así podemos activar otros recursos. Pero todavía es pronto para eso. Ahora hay algo que tiene que derrumbarse. Dejemos que suceda.”

-Ale Arriagada.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: