Imagen

“Quién pudiera tener
una casa pequeña
y un amplio jardín;
Y unos pocos amigos,
y muchos libros,
todos verdaderos,
¡sabios y también placenteros!…”
(Abraham Cowley)

 

A VECES, MENOS ES MAS
Podemos y cortemos el exceso y nuestras plantas florecerán.

 

TODO dueño paciente de un vivero nos dirá que la tarea más difícil para sus clientes es la sencilla actividad de la poda de mantenimiento. Ante la poda, el horticultor del domingo teme cometer un error, no desea arriesgar el follaje ni la exuberancia de sus cultivos y por lo general evita este componente esencial de una buena horticultura.
Yo no estoy exenta de ese temor. Muchas de mis tomateras han estado a punto de derrumbarse por el exceso, con retoños brotando en todas las direcciones y creciendo tanto que no podía hallar un tutor lo bastante largo para sostener sus frágiles estructuras.
El productor de tomates ideal cortará con coraje los retoños que crecen en la axila entre los pecíolos de las hojas y el tallo principal y evitan que la planta tome altura. Luego, cuando la planta ha alcanzado la altura ideal, podará el crecimiento vertical resultante para que el fruto en el tutor pueda beneficiarse de la energía que de otro modo se destinaría a producir más follaje.
Desde que me dedico a la horticultura y adquirí la fortaleza de podar, he comprobado con claridad que menos significa más. Cuando recorto el exceso, el crecimiento aumento.
En ocasiones, he experimentado con gran intensidad la confusión desordenada que el exceso produce en mi vida. Había pasado unos cuantos meses ocupado en viajar, planificar, trabajar, realizar ejercicios físicos, iniciar un nuevo negocio extra, tomarme vacaciones, mantenerme activa en el plano social, etc. Un día desperté y me dí cuenta de que tenía demasiado ramas en mi vida, creciendo indiscriminada y agresivamente en todas las direcciones. El centro de mi ser sufría y estaba anémico porque yo estaba derrochando demasiado energía para alimentar el caos.
Ese día en particular, lo que me hizo ver esto con claridad fué algo que me dijo por teléfono mi sobrino de siete años, “Mamá está furioso contigo. Nunca te acuerdas del cumpleaños de nadie”. De boca de un niño, ¿eh?. Tenía razón.
Mientras yo estaba ocupada hasta el agotamiento, afanándome en cada rumbo posible, había perdido la energía para cultivar las áreas de mi vida que más me nutren. En verdad los niños son en mi vida las luces de mis ojos, y la alegría que resplandece en ellos cuando son amados se irradia al núcleo de mi espíritu. La simplicidad misma de la vida es su belleza esencial, y cuanto más decoramos los árboles de nuestra vida con adquisiciones y logros a expensas del ego de nuestro prójimo, más nos privamos a nosotros mismos de nuestra propia claridad.
La poda en mi vida, al igual que en mi huerto, constituye un ejercicio constante. Siempre amenazo con florecer en miles de direcciones diferentes y a veces lo hago porque soy adicta al torbellino de la actividad.
Estar en el frenesí del crecimiento desordenado me permite evitar el lado oscuro de mi ser. Me otorga permiso para ignorar mis temores de la intimidad, rehuir el hecho de que todavía estoy aprendiendo cómo alimentar verdaderamente mi espíritu para poder dar en mi huerto a otros.
La vida es demasiado corta para ser consumida en “hacer” un millón de cosas insignificantes que dentro de un año no recordaremos haber concluído.
Por más doloroso que sea, cuando la vida comience a crecer desenfrenadamente en todas direcciones, tomemos las tijeras y recortemos con habilidad el exceso que priva a nuestro espíritu del crecimiento esencial.

 

El Jardin de la Vida- Vivian Elizabeth Glyck-“Doce Lecciones que aprendi de las Plantas”

 

 

Anuncios

2 Replies to “.a veces, menos es mas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: