#51. Hacia Adentro

51. Hacia Adentro

“Girarse hacia adentro no es para nada cambiar de dirección.
Ir hacia adentro no es para nada un “ir”.
Girarse hacia dentro significa simplemente que has estado corriendo detrás de este y aquel deseo.
Y has estado corriendo y corriendo, y una y otra vez has llegado a la frustración de que cada deseo trae miseria, que no hay plenitud a través del deseo, que nunca llegas a ninguna parte, que la satisfacción es imposible.
Al ver esta verdad, que correr detrás de los deseos no te lleva a ninguna parte, te detienes.
No se trata de que hagas ningún esfuerzo para detenerte.
Si haces algún esfuerzo para detenerte, vuelves otra vez a correr.
De una forma sutil aún estás deseando: quizás ahora lo que deseas es no desear.
Si estás haciendo un esfuerzo para ir hacia adentro aún estás yendo fuera.
Cualquier esfuerzo sólo puede llevarte hacia afuera, al exterior.
¿Cómo puedes tener un viaje hacia adentro?
Tu ya estás ahí, no tiene sentido ir.
Cuando el ir se detiene, los viajes desaparecen; cuando los deseos ya no enturbian tu mente, estás adentro, esto es lo que se llama ir hacia adentro, pero no es un girarse en absoluto, es simplemente no salir.”

-Osho This Very Body The Buddha Chapter 9

La mujer que aparece en esta imagen tiene una ligera sonrisa en su rostro.
En realidad, ella sólo observa las farsas de su mente, sin juzgar, sin tratar de detenerlas, sin identificarse; solamente observa como si pasara tráfico en la carretera, u ondas en la superficie de un pozo.
Y las farsas de la mente son mínimamente entretenidas, saltando hacia arriba y hacia abajo y retorciéndose de una y otra forma, tratando de captar tu atención y de meterte en el juego. Desarrollar el don de distanciarse de la mente es una de las más grandes bendiciones.
Realmente es todo lo que abarca la meditación.
No se trata de cantar un mantra o de repetir una afirmación, sino simplemente de observar, como si la mente perteneciese a alguien diferente.
Estás listo para tomar esta distancia ahora y observar el espectáculo sin quedarte atrapado en el drama.
Abandónate a la simple libertad de Ir Hacia Adentro cada vez que puedas y la habilidad de la meditación crecerá y profundizará en ti.

 

4 pensamientos en “#51. Hacia Adentro

  1. Difícil trabajo ese de ir hacia adentro. Talvéz sea ese “abandonarse” y dejar que las cosas fluyan y asi sin darnos cuenta nos vamos hacia adentro sin percatarnos. Ojalá. Ojalá.!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s