Mariposadel67

.una espiritualidad de los sentidos

Scroll down to content

honeybee3

“Nada puede curar el alma sino los sentidos,
del mismo modo que nada puede curar los sentidos
si no el alma”.
-Oscar Wilde

honeybee

honeybee2

 

“De los egipcios a los celtas, las antiguas tradiciones espirituales han reconocido el carácter sagrado de la sensualidad y han venerado los sentidos como mensajeros espirituales.
‘Ser sensual o voluptuoso es estar en presencia de la propia alma’, nos recuerda el poeta y erudito irlandés John O’ Donohue en Anam Cara, su extraordinaria exploración de la sabiduría espiritual celta. “Tus sentidos se vinculan íntimamente con lo divino que hay en tí y a tu alrededor.”
Esta verdad espiritual debería desencadenar un sentimiento de regocijo pero, por desgracia, a muchas mujeres les sucede todo lo contrario. Eso se debe a que, en nuestro intelecto, relacionamos los sentidos con el placer que, a su vez, se relaciona con la verguenza y la culpa.
Es natural. Desde el momento en que te dieron un cachete en la mano por coger una galleta, gratificar los sentidos ha sido algo que las niñas “buenas” no hacen.
Mira, no puedes desprenderte de una costumbre de toda una vida de negación de tí misma y de tu alma, pero una buena manera de empezar podría ser una charla entre amigas sobre los pájaros y la abejas.
Y no me refiero al sexo. Ya hablaremos del sexo otro día. Hoy quiero que reflexiones en los sensuales placeres reales de los pájaros y de las abejas. ¿Puedes distinguir el sonido del estornino, del reyezuelo y del petirrojo? Resulta difícil porque, en invierno, el estornino se entretiene imitando el canto de otros pájaros. ¿Sabes que el pequeño zorzal común se pasa el mes de enero “susurrando” y que toda su música llega cuando “siente” el placer de la primavera en el aire? Si siente placer de su canto en un sitio concreto, allí pondrá los huevos.
¿Cuántos tipos de miel has probado en tu vida? Dices que no te gusta la miel. Lo mismo creía yo hasta que descubrí que hay unos trescientos tipos distintos. El sabor de la miel proviene del néctar que recolectan las abejas obreras cuando vuelan entre las flores. Hay miel de romero, de salvia, de espliego, de azahar, de palo santo, de brezo, esperando que las pruebes.
Así pues, esta tarde, junto al té y la tostada, lánzate y hazlo. Unta un poco de placer sensual en la seca corteza de tus costumbres. Y si el antiguo sonido del cachete te acosa, intenta acallarlo el tiempo suficiente para escuchar el aplauso del cielo.
Porque si el Espíritu regaló placeres sensuales a los pájaros y a las abejas, ¿imaginas lo que te aguarda a tí…?”

-Sarah Ban Breathnach

7 Replies to “.una espiritualidad de los sentidos”

  1. Así es, Gabi, las religiones dogmáticas han sido un verdadero atropello a nuestra esencia más divina. Dios es eterno disfrute y cuando lo hacemos tántricamente (como bien dices, no sólo en lo que al sexo se refiere, sino en vivir conscientemente todo aspecto sensorial, anclados en el ahora continuo) nos acercamos más a la Divinidad en nosotros. 🙂

    Me gusta

    1. Gracias Ramon. Lo que estuve transcribiendo, son dos libros que están agotados y siquiera se consiguen en versión digital. Para mi son algo asi como “la biblia” de la vida simple. Son maravillas que conjugan poesia, delicadeza y un encanto de cosas sutiles y simples, de esas cotidianas, que si sabemos verlas con los ojos del corazón, se vuelven sagradas.
      Seguiré compartiendo en cuanto pueda.
      Un abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: