.locura y arte

van_gogh_s_starry_night_by_rotemavid-d5janmd.pngVan Gogh’s famous “Starry Night”

“La palabra ‘Psiquiatria’ deriva del griego Psykhé o Psyche, que significa tanto ‘mente’ o ‘alma’ como ‘mariposa’;y del vocablo ‘latros’= ‘medico’.
Es llamativa la asociación entre el vuelo y la mente, pues muchas expresiones populares las vinculan para denotar un cierto grado de locura (“Se le volaron los pájaros”, “Está volado”, “Se le subieron los pajaritos a la cabeza”, “Está siempre en las nubes”).
En los albores del estudio de las patologías mentales, durante la época de los egipcios, se creía que las locuras y las epilepsias eran producto de la influencia de los dioses, que desde las alturas podían enloquecer o extraviar a los simples mortales.
También se encontraba su origen en ciertas compresiones cerebrales; de allí que, además de sacrificios, rezos, abluciones y ofertorios para calmar la ira divina. se practicaran trepanaciones craneanas para descomprimir la masa encefálica, realizadas por predecesores de los actuales neurocirujanos.
Estos tratamientos se describen en diversos papiros y en piedras con jeroglíficos; en la novela Sinuhé, el egipcio, Mika Waltari refiere que había “hombres homeostáticos” al lado de los trepanadores, para coagular la sangre.
Aún en siglos posteriores se llegó a buscar la “piedra de la locura” en el cerebro de los enfermos, como bien lo ilustran algunas pinturas de Hieromymus Bosch y Pieter Brueghel.
Varias teorías se desplegaron para explicar la génesis de las enfermedades mentales: una de ellas afirmaba que las fases de la Luna producían las crisis de los alienados; por eso los llamaban “lunáticos”.
La más arraigada de las creencias -avalada por el famoso médico griego Hipócrates- indicaba un desequilibrio de los fluidos corporales para lo cual aconsejaba dieta e higiene.
En el siglo II, el médico griego Galeno describe cuatro tipos de personalidades:
1) Bilis negra, que congeniaba con la melancolía (de melatos= ‘negro’, ‘oscuridad’).
2) Bilis amarilla, que correspondía a personas irascibles y coléricas.
3) Flema, propia de los individuos llamados flemáticos, con rasgos de abulia y apatía.
4) Con mucha sangre, observable en quienes eran ardientes y sanguíneos. De acuerdo con esta teoría la solución propuesta era la aplicación de sangrías (con sanguijuelas o con punturas), o se prescribían vomitivos y baños con agua fría.
No faltó quien asociara el demonio con la locura.
Esto llevó a que muchas mujeres fueran a la hoguera. acusadas de brujería.
Antes eran torturadas para que confesaran un pacto satánico que sólo existía en las fantasias perversas de los inquisidores.
También las pesaban en balanzas para “probar” que eran lo suficientemente livianas para poder cabalgar por los cielos en una escoba; y a otras les aplicaban el “martillo para las brujas”: les pegaban con una maza y, si gritaban, quería decir que tenían el diablo dentro.
Pobres esquizofrénicas fueron quemadas vivas, aunque en muchos casos las familias se arreglaban con los verdugos para que les suministraran un veneno y evitaran una lenta y atroz agonía en la pira.
Otros, varones y mujeres, terminaban sus días en ruinosas cárceles.
Recién en el siglo XVIII aparece en Londres el primer asilo para alienados: el Bethlem.
Así llegamos a los modernos avances de las neurociencias, con el conocimiento de los neurotransmisores, los receptores neuronales, las localizaciones cerebrales y sus funciones diferenciadas, así como el diagnóstico por imágenes.
A pesar de todo, aún nadie pudo descubrir qué es lo que hace que alguien sea un genio en el arte o en otras disciplinas, qué características tienen sus cerebros para lograr sobresalir a niveles excelsos y convertirse en Mozart, Da Vinci, Cervantes o Kafka, por mencionar sólo algunos.
En la búsqueda de la relación entre locura y creatividad, me perdí una y otra vez “en la senda oscura” -como decía “Il Dante”-: sólo llegué desconcertado al bosque umbrío, a una especie de magma primordial que no llegaba a estructurarse en forma alguna.
Si hoy me preguntaran si creo que la locura es una condición indispensable para el arte, pensándolo estrictamente desde la Psiquiatría, podría decir que no.
Más si lo entiendo como una ruptura de la vida apacible, monótona, cuerda y no creativa de lo cotidiano, como un quiebre del plano de lo real y concreto en el cual se produce un desborde de la razón en nuestros días grises, en ese sentido podría decir que si: es una especie de desvarío, de exaltación y de desequilibrio, de sinsentido, de acto irresponsable, pues no sabemos con certeza qué destino final tendrá una obra artística.
No basta con ser loco para ser genio: hay algo inexplicable, imponderable, inaccesible e incognoscible en las razones que llevan a que alguien se convierta en un genio creador.
Tampoco yo tengo las respuestas (…) siempre me obsesionó aquel artista que se consume en una acelerada vorágine creativa, fugaz como el vuelo de la mariposa (o de la locura,si prefieren), sintiendo, tal vez, que tiene que dejarnos su legado antes del rápido fin, contradiciendo la función sanadora del arte y tal vez dándole la razón a Goethe cuando sostenía que las grandes pasiones son enfermedades sin esperanza.
Recordando palabras de Hermann Hesse, acercarse a esas historias quiza sea un paseo a través del caos de un mundo psíquico en tinieblas, a veces lleno de angustia, otras veces delirante o divertido; un camino emprendido con la voluntad de conocer más del alma humana (espíritu, psiquis, cerebro o como quieran llamarlo), de la mano de quienes me develaron que de ese mundo en tinieblas puede surgir la creatividad mezclada con momentos de locura y placer, y me dieron el permiso de poder mirar de frente ese caos, soportar la pena hasta el fin y regresar a tierra firme después de un viaje por la eternidad…”

-Adrián Sapetti

4 pensamientos en “.locura y arte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s