.deliciosa criatura perfumada

Lempicka_green_dress‘Joven con guantes’, es de 1929. Se encuentra en el Centro Pompidou de París.

“La pintora Tamara de Lempicka fué una mujer que desbordó, a fuerza de ímpetu y creatividad, el mandato social de su época: su espíritu inquieto que se afincó en un cuerpo al que le tocó transitar un tiempo en donde las mujeres debían sumirse en la pasividad y no desplegar la energía tumultuosa que la artista volcó en cada una de las actividades que eligió emprender.
Era una joven de elevada estatura y de expresión altiva, que llegó a París en 1918 en compañía de su marido Tadeusz de Lempicki, un aristócrata ruso que había abandonado su tierra natal tras el triunfo de la revolución bolchevique. De gozar una ostentosa vida en Petrogrado antes de la irrupción de octubre de 1917, el matrimonio pasó a una existencia modesta en el exilio francés. Nacida en 1898 en Varsovia, Polonia, Tamara provenía de una familia burguesa formada por rusos y polacos y había sido iniciada por su abuela en los secretos del arte italiano. Sin una vocación nítida, tomó lecciones de pintura con Maurice Denis y André Lhote, y fué a partir de esa decisión crucial que se volcó a crear cuadros con un ritmo frenético.
Innatamente dotada para ubicarse en el centro de la escena, Lempicka cosechó un éxito fulgurante con su cuadro ‘Autorretrato en el Bugatti verde’ en 1925. Su aparición en la revista alemana ‘Die Damme’ le otorgó una fama que trascendió ampliamente los límites de Francia.
En esta pintura titulada ‘Joven con guantes’ -realizada en 1929 y hoy en exposición en el Museo de Arte Moderno del Centro Pompidou de París-, representó a una joven de mirar melancólico; sus pechos puntiagudos pugnan bajo un vestido entallado verde claro y sostiene con delicadeza el ala de su vistoso sombrero. Pese a la exacerbada geometría de su composición, no hay en la joven la menor pérdida de sensualidad y su aire ligeramente reservado la vuelve aún más atractiva. “Mi objetivo es nunca copiar. Crear un nuevo estilo, de colores leves y brillantes, y buscar la elegancia de las modelos”, supo comentar Lempicka, quien es considerada la pintora más relevante del movimiento Art Déco.
en el Salon d´Automme de 1923, Lempicka causó revuelo con su composición Dos Amigas. Dos años más tarde, tras la primera exposición de Art Decó, se convirtió en una firma en ascenso y en la retratista más requerida por las clases adineradas y la aristocracia francesa. Su interés más intenso se orientaba hacia el desnudo; sus fondos, sólo vagamente insinuados, eran funcionales a la búsqueda del efecto de intensificar la monumentalidad y sensualidad del cuerpo representado. Si bien la impronta estilística de Lempicka mostraba las influencias evidentes del Cubismo, a diferencia de los cultores de este movimiento, la artista creía que la pintura tenía el deber de rebelarse contra todo lo feo, lo ordinario y lo banal.
En la composición ‘Joven con guantes’, los estudiosos encontraron un símbolo inequívoco de la por entonces creciente emancipación de la mujer. Tamara tuvo amoríos con sus modelos femeninos y, tras divorciarse de Lempicki, se casó en 1933 con el barón húngaro Raoul Kuffner, a quién abandonó seis años más tarde para trasladarse a los Estados Unidos, inquieta por su seguridad en una Europa que comenzaba a doblegarse bajo el avance irrefrenable de las tropas nazis.
Allí fué apodada ‘La Baronesa con la brocha de pintor’ y recibió más alabanzas como mujer de sociedad que como artista seria. Su pintura derivó hacia la abstracción y reemplazó el uso de los pinceles por el de la espátula. En 1962, una exposición de su obra en Nueva York obtuvo un frío y magro recibimiento.
Poco antes de su muerte, el Museo del Louvre y el Centro Pompidou adquirieron veitiséis obras de Lempicka, acontecimiento que fué vivido por la pintora como una ratificación de la excelsa calidad de su producción, que abarcó un total de quinientas obras. Entre las celebridades estadounidenses que también han adquirido cuadros de esta mujer singular se encuentran el actor Jack Nickolson y la estrella pop Madonna.
La artista polaca sintió una afinidad estilística con pintores renacentistas como Giovanni Bellini., y también por Jean-Auguste Dominique Ingres, de quién tomó prestadas sus escenas de bañistas para versionarlas de una manera más trasgresora. Murió el 18 de marzo de 1980 em Cuernavaca, México, y su personalidad reticente a los convencionalismos no se apagó siquiera con su último aliento: sus cenizas fueron vertidas por su hija desde un helicóptero sobre el volcán Popocatepetl. Tal vez, cuando éste entra en actividad, el fuego incesante que impulsó a Tamara Lempicka a ser quien fué partícipe en una erupción que los entendidos sólo evalúan como un fenómeno de la naturaleza y no como lo que en realidad es: el inadvertido retorno de una mujer que afortunadamente no conoció jamás los pálidos y tediosos beneficios de la mesura.”
Fuente: Transcripción de “Las mujeres más bellas de la pintura”

.Tamara de Lempicka (1898-1980) Considerada la pintora más significativa del Art Decó, retrató con sensualidad a la alta sociedad de su tiempo.

2 pensamientos en “.deliciosa criatura perfumada

  1. Las cenizas vuelven al lugar que las origina, a una de sus fuentes y se cierra un círculo. No conocía a Tamara de Lempicka, Gabi. ¡Gracias por traerla a tu rincón! Un beso de jueves (casi tan optimista como los de viernes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s