.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras II

.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras II
Gabriela Mistral escribió a Manuel Magallanes Moure que fué a verle pero no lo consiguió. Su frase resulta premonitoria: “En la vida ¿me huirá Vd., a sabiéndas o ignorándolo, como anoche? ¿Es esto un símbolo?”. Pues sí, porque aunque por carta sus afectos estuvieron parejos, cuando por fin se encontraron, él no supo corresponderla…

Gabriela Mistral a Manuel Magallanes Moure
23 de diciembre, 1914
“Manuel:
Fuí sólo por oírlo. No por oír mis versos (los había escuchado leer); no por aquello de los aplausos de una multitud (unos momentos sólo entre la multitud me hacen daño); por oírlo a Ud., por eso fuí.
¡Si al menos lo hubiera visto! Pero ni aún eso.
No saqué de esa noche sino que una frase de Ud. sobre mis sonetos me abriera de nuevo la llaga central de mi corazón.
Nada más.
En la vida ¿me huirá Ud., a sabiendas o ignorándolo, como anoche? ¿Es esto un símbolo?
Cuando yo vaya a su encuentro, ¿extenderé mis brazos hacia una sombra fugitiva?
Tengo amargura. Es mejor que no siga.
Escúcheme. Necesito de Ud. una carta sin las hipocresías que le prescribí para otra. Si no llegara pronto quién sabe qué cosas se me incubarán adentro.
¡Estoy esta noche tan extraña! No me reconozco. Un sueño de niño sano y puro para Ud., Manuel, en esta noche.”
-LUCILA
Un día más tarde, después de recibir una carta de Manuel, ella volvió a escribirle. A pesar de que le prometía no volver a hacerlo, no cumplió su promesa y la correspondencia entre los dos arreció. Sin embargo, ella temía sobre todo el momento de mostrarse ante él. De todas formas, aquí este peligro todavía estaba lejos y ella trataba conquistarle mostrándole su alma… Decididamente, leyendo la carta uno se da cuenta de que aún en el momento de escribirla Gabriela Mistral pensaba abandonar su presa:
24 de diciembre, 1914
“Su carta me dejó sin voz, sin acción, hasta sin pensamiento; ¡A qué hondor, Dios mío, había llegado esto!
No será contestada. Mi anterior llevó palabras necias que, destinadas a acariciar, fueron a herir. ¿Por qué la escribí? Porque el destino lo quiso. Y esta última carta debió ser larga, tanto como esta amargura que vela a la cabecera de mi cama hace muchos días.
Manuel, yo rezaré por Ud. tanto por mí, es decir, mucho.
Adiós, hermano.
Por sus cartas, gracias; por lo que la última me ha desgarrado, gracias también.”
-LUCILA
-Selección de Alicia Mizrahi

14 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras II

  1. Buenos días querida Mariposa… No sé porqué hoy he recordado al leer esta carta de Gabriela, la última y famosa carta que el capitán Scott le escribió a su mujer días antes de morir. Te la traigo en una breve descripción.

    La epopeya por llegar a los confines de la Tierra recoge pocas historias tan desventuradas como la del capitán Robert Scott. Scott pretendía ser el primero en llegar al Polo Sur pero tras un año de odisea entre los hielos su expedición encontró clavada en el punto más meridional del planeta la bandera noruega que un mes antes había dejado Roald Admusen. A la vuelta, castigados por el intenso frío y carentes de vituallas, todos los miembros de su expedición perecieron. Ahora, coincidiendo con el 95º aniversario de la tragedia, la Universidad de Cambridge revela la última carta del explorador a su esposa, escrita sólo días antes de morir.

    “Querida, no es fácil escribir por el frío, setenta grados bajo cero y nada más que nuestra tienda de campaña”, escribía Scott, quien daba su muerte por “inevitable” y se refería a su mujer, Kathleen, como su “viuda”. “Lo peor de esta situación es que no te volveré a ver, hay que afrontar lo inevitable”, le decía el capitán a su mujer.

    También la animaba a volverse a casar. “Cuando el hombre adecuado llegue para ayudarte en la vida, deberías volver a ser feliz […] espero ser para ti un buen recuerdo”, proseguía el explorador. Al mismo tiempo, le pedía a Kathleen que animase a su hijo Peter, por entonces con tres años de edad, a estudiar historia natural, pues “es mejor que los juegos”. Con el tiempo, Peter se convirtió en uno de los más famosos naturalistas y ornitólogos del Reino Unido.

    “Afuera, delante de la puerta de la tienda, todo el paisaje, es una terrible ventisca, resistiremos hasta el final, la muerte ya no puede estar demasiado lejos: es una lástima, pero no creo poder seguir escribiendo. Por el amor de Dios, cuidad de nuestras familias”. R.

    Scott.https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/3a/Scott_last_page.jpg/220px-Scott_last_page.jpg

    Además quiero acompañarlo con una canción sobrecogedora de Mecano, una de mis favoritas. Escucha que pasión y que épica tan romántica… ♥

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s