.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras III

.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras III
Stendhal., en este caso metido a perseguidor, escribió a la señora P., una actriz famosa, sobre su necesidad de conocerla… Llama especialmente la atención el hecho de que él mismo se dé cuenta de la futilidad de su propósito y así lo escriba:

Stendhal a la señora P.
21 de agosto de 1825
“Comprendo, señora, que el paso que doy es ridículo. Hace más de dos meses me estoy representando cada día lo ridículo que es, y casi inconveniente, que un desconocido como yo se atreva a escribir a una mujer a quién rodea la gloria, y que, sin duda, está relacionada con lo más amable y lo más alegre de Francia. Por mi parte, soy un desconocido nada más que teniente en un regimiento de caballería de la Guardia. Hace poco que llegué aquí con una pensión de mi padre: no soy guapo, aunque tampoco feo. Antes de tener la dicha de veros, antes de haber entrado en esta segunda vida, que comenzó para mí el día que representásteis El Viaggio a Reims, yo me alababa de ser buen mozo, distinguido, de noble aspecto. Desde entonces ya no me alabo de nada de esto: todo me parece vulgar en mí exceptuando la pasión frenética que habéis inspirado.
¿Para qué decíroslo? Ya lo sé, este paso es ridículo; enseñaréis mi carta a personas que se burlarán de mí. ¡Oh colmo de dolor! ¡Oir chanzas acerca de la pasión que siento por la señora P. ! Os lo pido, señora: no es el ridículo en que puedo incurrirlo que más temo. ¡Ah! Por vos arrostraría hasta mayores peligros. Pero me moriría de dolor si oyese hablar de mi sentimiento para con vos. Este sentimiento es mi vida: estoy estudiando música, estudio el italiano, leo los periódicos que antes no leía nunca con la esperanza de hallar en ellos vuestro nombre. Aunque se halle al pie de un página, en cuanto llego a esa página, pronto descubro esa “P” mayúscula con que comienza vuestro nombre y que hace palpitar mi corazón aún cuando comienza un nombre que me sea indiferente.
¿Pero para qué deciros todas mis locuras? ¿Qué adelantaría con ello? ¿Cómo ser conocido de vos? ¿Como seros presentado? No soy algo conocido sino en algunos viejos salones que no tienen relación con vós. Suelo ir a casa del duque de …; ¿Pero váis vos allí? ¡Ah! ¡Soy muy desgraciado, señora! No podéis imaginar el exceso de mi dolor! He deseado durante diez años venir a París, me gustaban los caballos, adoraba la carrera militar. Todo es hoy mi suplicio.
¿Cómo ser conocido por vos? Cuando estábais en París yo me introducía en un coche de punto, como para esperar a un amigo, y contemplaba vuestros balcones. Estáis en el campo, según dicen, pero no  he podido obtener del portero el nombre de ese campo.
Según pienso, he asustado a ese hombre. ¡Ah! Me aborrezco a mí mismo. sin duda, si yo lograse la felicidad de seros presentado, os asustaría también.
Me he visto obligado a interrumpir mi carta; me sentía excesivamente desgraciado. Tengo veinte años, soy moreno, bastante alto, aspecto muy marcial, según dicen; pero después de lo que ha sucedido con vuestro portero, me he cortado el bigote, en lo posible.
Sin la orden de mi regimiento, me lo hubiese cortado completamente. ¡Ah!, a lo menos mi semblante extraviado no os asuste, si es que tengo jamás la suerte de seros presentado. No temáis ninguna importunidad de mí, señora. No os hablaré jamás de mi desdichada pasión: me contentaría con veros yo os diría claramente: soy Clarency (1). ¡Ah que loco soy!, harto os dirían mi nombre al presentarme a vós. Pero deseo confirmar dando mis señas. Soy de buena familia lorenesa; el día de mañana gozaré de bastante buena posición; he recibido una educación excelente. ¡Ah, Dios mio!, si les hubiera ocurrido a mis familiares la idea de mandarme a viajar por Italia, yo sabría el italiano, y, sobre todo, conocería la música. Tal vez, aunque me parece imposible, si entendiera como un sabio las arias divinas que cantáis,  yo os amara más todavía; aunque no: esto me parece imposible.
Adiós, señora; mi carta es, sin duda, demasiada extensa. Además, ¿para qué escribiros?
Soy, con el más profundo respeto, señora, vuestro muy humilde y muy obediente servidor…”
-Edmundo de Clarency
(1) Stendhal inventó este seudónimo para no comprometer su amor propio.
-Selección de Alicia Mizrahi

14 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo- Perseguidoras III

    • Hola Henar! Que gusto que estés por aca! Mirá que sincronia, la nuestra… te acabo de dejar un comentario en tu blog! 🙂 Gracias de corazón, por tu comentario!
      Es cierto que estas cartas son un viaje en el tiempo. Y uno se siente un poco testigo de una época, de un sentir tan profundo y lleno de pasión. Cartas que ven la luz. Y se comparten…

      • A pesar del desfase horario, podemos encontrarnos cada una en casa de la otra en el mismo instante… Casi suena mágico, casi tanto como poder vivir, aunque sea por un rato, lo que con nosotros compartes.

      • Acá todavia es de dia… y la primavera está tardando en llegar (hace frio! hasta tuvimos hace unos dias una tormenta invernal que parecia arrasar con todo)… tiempo loco…. igual llenamos la casa con flores y el sol entra por mi ventana… lindo! (primavera en el corazón)

      • Y luego dices que el hada no te visita cuando eres capaz de decir cosas tan hermosas y cálidas.
        Por aquí se desean buen fin de semana, pero yo te deseo una feliz primavera.

      • Vos decis…? 🙂
        Gracias, ternura!
        Yo te deseo un feliz otoño. Te quiero regalar y mostrar cómo son por acá. Bueno, al menos uno de ellos.
        En fotos y palabras… Un Otoño en Bernal cómo lo viví … para vos, mi amiga

      • Nada que agradecer 🙂 No sabés el alegrón que me dás, con tus palabras! Tus deseos me llegan al corazón. Me doy por pagada.
        Un abrazo fuerte y a disfrutar con tutti del finde que se viene…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s