.las cartas más apasionadas del mundo- De Reproches II

.las cartas más apasionadas del mundo- De Reproches II

Napoleón Bonaparte amó a Josefina mucho más de lo que ésta le amó a él.
Durante la campaña a Italia, a la que partió el día siguiente de su boda, Napoléon escribió encendidas cartas a Josefina. Ella rara vez se dignaba a contestarle, ocupada como estaba en divertirse…

Napoleón Bonaparte a Josefina
Milan. 8. Frimario año V: ocho de la noche
(28 de noviembre de 1796)
“Recibo el correo que Berthier había mandado a Ginebra. No has tenido tiempo de escribirme, lo comprendo fácilmente. Rodeada de placeres y diversiones, harías mal en realizar para mí el menor sacrificio.
Berthier ha consentido en mostrarme la carta que le has escrito. No me propongo que desbarates nada ni en tus cálculos ni en las diversiones que te ofrecen: yo no valgo esa pena, y la felicidad o la infelicidad de un hombre a quien no amas, no tienen derecho a que te intereses por ellas.
Por mi parte, amarte a ti sola, hacerte dichosa, no hacer nada que pueda contrariarte, tal es el destino y el fin de mi vida.
Sé feliz, no me eches nada en cara, no te intereses por la felicidad de un hombre que no vive sino de tu vida, no goza sino de tus placeres y de tu felicidad. Cuando exijo de tí un amor semejante al mío, hago mal: ¿Para qué desear que los encajes pesen tanto como el oro? Cuando te sacrifico todos los deseos, todos mis pensamientos, todos los instantes de mi vida obedezco al influjo de tus hechizos, tu carácter y toda tu persona han sabido ejercer sobre mi desgraciado corazón.
La culpa es mía, puesto que la naturaleza no me ha concedido atractivos para cautivarte; pero lo que merezco por parte de Josefina son miramientos, estima; porque amo con furor y únicamente.
Adiós, mujer adorable; adiós, Josefina mía. Acumulé mi destino en mi corazón todos los pesares y dolores; pero que yo pueda ofrecer a mi Josefina días prósperos y felices. ¿Quién lo merece más que ella? Cuando me convenza de que ya no pueda amarme, guardaré dentro de mí mi dolor profundo y me contentaré con poder serle útil y servirla en algo.
Vuelvo a abrir mi carta para darte un beso… ¡Ah Josefina!… ¡Josefina!…”

-BONAPARTE

-Selección de Alicia Mizrahi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s