.el último gran explorador vikingo

 

446px-Amundsen_in_fur_skins

 

-Roald Engelbregt Gravning Amundsen

“Cuando el explorador noruego Fridtjof Nansen hizo algo que  ninguna otra persona había intentado antes -atravesar el círculo polar en esquíes y con trineos tirados por perros- Roald Amundsen estuvo entre quienes lo vitorearon a su regreso de Noruega. La hazaña de Nansen tuvo lugar justo después que Amudsen leyó un libro sobre el explorador inglés del Ártico, Sir John Franklin. Ambas experiencias marcaron el comienzo de la meta de toda la vida de Amundsen: recorrer el Ártico.

Roald Amundsen parecía nacido para el mar. Su padre había amasado una fortuna como capitán de barco y, junto con los tíos de Amundsen, era dueño de treinta barcos. Pero su madre deseaba que el más joven de sus cuatro hijos varones fuera médico. Por respeto a su madre -y dado que era ella quién manejaba las cosas en la familia después de la muerte de su padre- Roald asistió a la Facultad de Medicina. Pero leía más informes de las expediciones al Polo Norte que libros de medicina y después de la muerte de su madre se dedicó al sueño que ocupaba su mente: las expediciones al Polo Norte.

En preparración para las tierras yermas del Ártico, practicó esquí en las montañas del oeste de Noruega; estudió astronomía, aprendió a leer mapas y topografía, y pasó tiempo en el mar para obtener sus certificados de piloto de buque mercante, y luego capitán de barco. También participó de una expedición a la Antartida en 1897. El barco quedó atrapado por el hielo, y muchos de los que estaban a bordo murieron, enfermaron o enloquecieron… pero para Amundsen, la experiencia fué magnífica. Él y un piloto levantaron un nuevo tipo de carpa diseñada para soportar las feroces tormentas de viento antárticas. Después de esta experiencia Amundsen regresó a Noruega listo para emprender su propia expedición. EL desafío que eligió fué ser el primero en atravesar el paso del Noroeste.

Cuatro años después Amundsen zarpó en una balandra que había sido utilizada para pescar arenque desde hacía veintinueve años y era impulsada por un motor a queroseno. Quedaron atrapados en el hielo durante dos años, pero en lugar de buscar una salida por tierra, permaneció en el área por dos razones: estaba realizando estudios científicos para comprobar la variabilidad del Polo Norte magnético, y aprendió valiosas técnicas de los esquimales para la vida en el Ártico. Su viaje por el paso del Noroeste terminó en agosto de 1905.

Dos años después realizó una experdición por el Polo Sur con el barco de Nansen, “Fram”. La expedición se convirtió en una carrera con el explorador británico Robert Falcon Scott. Finalmente, Amundsen, con cinco de sus hombres, llegó al Polo Sur un mes antes que Scott. Logró hacerlo gracias a lo que había aprendido de los esquimales.

En 1926 hizo su viaje al Polo Norte en un dirigible constuídoy piloteado por el ingeniero italiano Humberto Nobile. Se convirtió así en la primera persona de la historia en llegar a ambos polos. Dos años después, cuando se enteró de que Nóbile se había estrellado en las aguas del Ártico, partió para tratar de encontrarlo y rescatarlo. Su “barco volador” fué visto cuando entraba en un banco de niebla en el horizonte enoroeste, pero dónde cayó, nadie lo sabe. En su juventud, Roald Amundsen había dicho que deseaba morir como el explorador Franklin,  “no en un desierto ardiente, sino en el helado Norte”. Asi, precisamente, fué su muerte…”

 

 

 

2 pensamientos en “.el último gran explorador vikingo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s