© Judy sidonie tillinger.jpg

Abuela con lirios de calla, antigua, Guatemala © Judy Sidonie Tillinger

 


A un nivel más profundo, una familia es una increíble combinación de múltiples corrientes de ascendencia, memoria, sombra y luz. Cada hogar alberga la llegada de la historia y ayuda a la salida de un nuevo destino.

Las paredes de la casa contienen inmensos acontecimientos que ocurren gradualmente bajo el sutil velo de la normalidad.

Aunque cada familia es un conjunto de nuevos individuos, reliquias y residuos antiguos se filtran de generaciones pasadas.

A excepción de nuestros padres y abuelos, nuestros antepasados han desaparecido.

Sin embargo, en última y última instancia, son los ancestros quienes nos llaman aquí.

Pertenecemos a su línea de vida.

Mientras fundamentan nuestro recuerdo desconocido, nuestra continuidad les otorga una cierta eternidad oblicua.

En nuestra presencia entrelazamos pasado y futuro.

– John O ‘ Donohue (“Extracto de los ecos eternos”)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: