.parpadeos

parpadeos

 

 

“Solo hay tres clases de ciegos, ¿o tres no es el número perfecto?
Está ese al que no hay explosión ni asamblea de luciérnagas que lo saquen de la sombra profunda.
Está el otro, el que aún ciego, conserva un esbozo de penumbra
y al resplandor de un fósforo queda de pronto en éxtasis y bajo la luz furiosa del mediodía cree que los ojos le vuelven.
Y finalmente está aquél, ese que palpa afanoso los contornos y las grietas, los movimientos y temblores de los breves mundos.
Ése, el tercero, es el amante.”

-Eugenio Mandrini

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s