.la meditación ante el espejo de oro

 espejo marco oro

“Casi siempre es el temor de ser uno mismo lo que nos lleva a uno mismo.”
-Antonio Porchia
“Durante años he practicado una meditación especial que yo denomino ‘meditación ante el espejo de oro’.
Visualizo en mi mente un espejo enorme del tamaño de una habitación con un trabajado marco de oro de veinticuatro kilates.
Es mi espejo materializador.
Los sueños que deseo materializar en mi vida se visualizan primero en él.
En este punto, dejadme confiaros una asombrosa coincidencia que, como un refrán francés sugeriría, es “la forma que tiene Dios de conservar el anonimato”.
Después de haber practicado la meditación ante el espejo de oro durante un año aproximadamente, fuí invitada a Dublín, una de mis ciudades preferidas, en viaje de negocios con todos los gastos pagados.
Iba a alojarme en el Shelbourne, uno de los hoteles de Dublín más antiguos, bellos y caros, nuevo para mí.
Cuando llegué al hotel y entré al vestíbulo, qué es lo que vi sino una manifestación física de mi meditación diaria: un bello espejo con un marco de oro tan grande que ocupaba toda una pared del vestíbulo.
Me reí complacida cuando me vi reflejada en él, pues aquélla era la forma en que el Universo me demostraba que cualquier cosa que visualicemos en nuestras mentes puede llegar a suceder en el mundo físico.
Hoy, resérvate unos minutos para relajarte y viajar a tus entrañas.
Cierras los ojos.
Visualiza un bello espejo de oro de gran tamaño rodeado de trémula luz blanca.
La luz es Amor y te rodea, te abraza, te envuelve y te protege cuando te miras en el espejo.
Contempla el reflejo de una mujer extraordinaria.
Es bella y radiante.
Posee una intensa aura vibrante que rebosa de salud.
Tiene los ojos centellantes y te sonríe cálidamente.
¿Sabes quién es?
Tienes la sensación de haberla conocido toda tu vida.
Y estás en lo cierto.
Es tu yo auténtico.
Ahora, pasa unos instantes con ella.
¿Qué hace? ¿Cómo lo hace?
Visítala siempre que te apetezca.
Ella está esperando para ayudarte a encontrar el camino en tu viaje de autodescubrimiento.
Hay días en que todas tenemos el brillo cegador de la luna del espejo, pero nunca deberías titubear en encontrarte con la mujer del espejo de oro.
Es el más elevado reflejo de tu alma, la personificación de la mujer perfecta que reside en tu interior y te envía Amor para iluminar tu camino.”
-Sarah Ban Breathnach

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s