4 pensamientos en “.cuando las palabras, huelgan

      • Un puro de corazón realmente. Que no tuvo pudor, en volver a sus raíces y recuperar (y mostrarnos, con su ejemplo) esa parcela de oxígeno en un lugar en la tierra. Lo que se dice un verdadero maestro zen, que muestra un camino con el ejemplo. Hay que tener coraje para pararse en medio del camino con el carrerón que él tenía, y hacer eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s