.las cartas más apasionadas del mundo-Destructivas III

.las cartas más apasionadas del mundo-Destructivas III

Gertrudis Gómez de Avellaneda aguantó lo inaguantable por conseguir a Ignacio Cepeda. Por complaciente, sumisa, perseguidora, paciente… Puso una mejilla, puso la otra y lo puso todo, ya que su partenaire no estaba dispuesto a mover un dedo por ella. De todas formas, cuando escribió esta carta estaba totalmente despechada y harta de una relación que la estaba destruyendo a fuerza de esperar.

Gertrudis Gómez de Avellaneda a Ignacio Cepeda.
Sevilla, 15 de Abril de 1840
“(…)
En la separación, acaso eterna, a que pronto nos veremos condenados será para mí algún consuelo recibir algunas cartas tuyas y dirigirte las mías; pero es preciso para que esta correspondencia esté exenta de inconvenientes, determinar su naturaleza, amigo mío. Nuestras cartas serán las de dos amigos, no amigos como lo hemos sido en algún tiempo, porque aquella amistad era una dulce ilusión; la de ahora será más sólida, porque no será hija del sentimiento, que antecede al amor; séralo sí, de aquel que sobrevive a él y que se funda precisamente sobre sus desengaños (…).”

Declaraciones muy poco recomendables para conquistar a un hombre y que Gertrudis todavía empeoraba con una tanda de reproches:

“Largo tiempo me he hecho ilusión sobre tus sentimientos y he interpretado lisonjeramente la frialdad de tu conducta. ¡En vano se me decían cosas que debían desengañarme! Pero por fin te he visto anunciarme friamente una separación acaso eterna, te he visto desechar sin conmoverte las proposiciones que una loca pasión me dictaba, te he visto confesar que tienes secretos que no me juzgas digna de saber…
Últimamente he sabido positivamente que otras distracciones más nuevas te ocupaban en las horas en las que yo suspiraba por verte, y como no soy tonta, y aunque sí sobrado confiada, vi por fin rasgarse el velo que yo misma había puesto sobre mis ojos. ¡Sábelo Dios! Desde aquel momento, miré rotos para siempre todos nuestros vínculos, pero no formé la menor queja de tí. Sólo una cosa pudiera reprocharte y es la falta de franqueza, es no haberme dicho “ya no te amo”. Porque la inconstancia no es un vicio ni es un crimen, es solamente una debilidad del corazón, o acaso una cualidad inherente a la naturaleza humana; pero la falsedad, el engaño, es un delito una bajeza indigna de todo corazón noble…”

En sus versos, como en sus cartas, Gertrudis supo expresar el inmenso amor que sentía:

“A él”
No existe lazo ya: todo está roto.
Plúgole el cielo así: ¡bendito sea!
Amargo cáliz con placer agoto;
mi alma reposa al fin: nada desea.
Te amé, no te amo ya; piénsolo al menos.
¡Nunca, si fuese error, la verdad miré!
Que tantos años de amargura llenos
trague el olvido; el corazón respire.
Lo has destrozado sin piedad: mi orgullo
una y otra vez pisaste, insano…
Más nunca el labio exhalará un murmullo
para acusar tu proceder tirano.
De graves faltas vengador terrible,
dócil llenaste tu misión ¿lo ignoras?
No era tuyo el poder que, irresistible,
postró ante tí mis fuerzas vencedoras.
Quísolo Dios y fue: ¡Gloria a su nombre!
Todo se termino; recobro aliento.
¡Ángel de las venganzas!: ya eres hombre…
Ni amor ni miedo al contemplarte siento.
¡Vive dichoso tú! Si en algún día
ves este “adiós”, que te dirijo, eterno
sabe que aún tienes en el alma mía
generoso perdón, cariño tierno.
Cayó tu cetro, se embotó tu espada…
Más, ¡ay!, ¡cuan triste libertad respiro!
Hice un mundo de ti, que hoy se anonada,
y en honda y vasta soledad me miro…

Gertrudis Gómez de Avellaneda

-Selección de Alicia Misrahi

2 pensamientos en “.las cartas más apasionadas del mundo-Destructivas III

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s