Haeckle-Demonema-header-web

 

Microbios maravillosos

Ernst Haeckel, el pionero del siglo XIX que captó la belleza artística del mundo natural

Ernst Haeckel (1834-1919) fue un biólogo, naturalista, evolucionista, artista, filósofo y doctor alemán, que dedicó su vida a la investigación de la flora y la fauna tanto de las cimas de las montañas más altas como de los océanos más profundos.

Como ferviente partidario y estudioso de las teorías de la evolución de Darwin, denunció el dogma religioso, escribió tratados filosóficos, obtuvo un doctorado en zoología y acuñó términos científicos, ahora de uso común, como ecología, filo y célula madre.

El inmenso legado de Haeckel ha fascinado, desconcertado y polarizado a varias generaciones. Pero ¿cuál era la esencia de la extraordinaria labor de su vida? Al igual que su predecesor intelectual, Alexander von Humboldt, Haeckel no sólo buscaba descubrimientos nuevos sino también explicaciones.

A pesar de la larga lista de sus logros y discutibles hazañas, hoy en día se le puede llamar un artista que, a través del uso de sus ilustraciones, ayudó a popularizar la teoría de la evolución a través de la unión entre el arte y la ciencia. Fue el hombre que créo nuevos términos como “ecología” y se le considera, además, el gran responsable de la integración de la anatomía y la embriología en la teoría evolutiva.

Para lograr su objetivo, realizó cientos de dibujos, acuarelas y bosquejos detallados de sus hallazgos que publicó durante el siglo XX en una serie de volúmenes entre los que destacan diversas recopilaciones de organismos marinos y la majestuosa obra Kunstformen der Natur (Formas artísticas en la naturaleza), que bien podría ser el cimiento del proyecto de toda su vida.

En el transcurso de su carrera, Haeckel produjo en torno a mil grabados sobre la base de sus bocetos y acuarelas. Muchos de los mejores fueron incluidos en la obra Kunstformen der Natur, trasladados desde los dibujos a la imprenta por el litograbador Adolf Giltsch

Es considerado como uno de los grandes ilustradores del mundo natural del s. XIX

Como una meticulosa enciclopedia visual de seres vivos, la obra de Haeckel destaca tanto por su precisión gráfica y su detallado sombreado como por su comprensión de la evolución orgánica.

De murciélagos a cubozoos, de lagartijas a líquenes, pasando por patas de araña o anémonas marinas, hizo especial hincapié en las simetrías básicas y el orden natural descubriendo belleza biológica incluso en las criaturas más insospechadas. Las láminas, además de suponer un avance en el estudio de la historia natural, ejercieron una influencia en varias generaciones de artistas y arquitectos del siglo XX, desde defensores del modernismo a arquitectos como Hendrik Petrus Berlage.
El término ecología fue introducido por primera vez en 1869 por el zoólogo alemán Ernst Haeckel en su trabajo Morfología general del organismo.

Hay un libro precioso de él que es un homenaje a la importancia científica, artística y medioambiental de la obra de Haeckel con una colección de láminas extraídas de varios de sus tomos más importantes sobre biología marina, incluidos Die Radiolarien, Monographie der Medusen, Die Kalkschwämme y Kunstformen der Natur. En un momento en el que la biodiversidad está cada vez más amenazada por las actividades humanas, ese volumen es, al mismo tiempo, una obra maestra visual, una exploración submarina y un vívido recordatorio de la hermosa diversidad de la vida.

Gran amante del arte, como buen heredero del romanticismo alemán, estaba convencido de la unidad de las artes y de las ciencias, partiendo de las formas más sencillas de la naturaleza viva.

Según él, los organismos unicelulares ya estarían animados por una especie de instinto artístico  que les llevaría a crear una multitud de formas.

Los maravillosos grabados de su libro sobre las “formas artísticas de la naturaleza” (Kunstformen der Natur, 1899-1904, es un hermoso libro reeditado en 1998, que se puede contemplar en la página http://biolib.mpipz.mpg.de/haeckel/kunstformen/natur.html.

Usando ilustraciones de embriones, medusas y criaturas que el resto del mundo nunca había visto u osado imaginar en su día, el científico se esforzó por informar al público sobre la inmensa variedad biológica del mundo. Se casó con la ciencia y el arte en los dibujos manteniéndose fiel a los hechos y teniendo en cuenta la estética artística.

Por lo tanto, no sorprende que, a día de hoy, el trabajo de Haeckel sirva de inspiración para muchos artistas, por ello, la editorial Taschen lanzara una impresionante colección de 450 magníficas ilustraciones con comentarios en francés, alemán e inglés a modo de homenaje a la importancia científica en un bonito recordatorio de la preciosa variedad de la vida que tan bien supo ilustrar el científico

Cómo Ernst Haeckel hizo hermoso el plancton

Los intrincados dibujos de un devoto alemán de Darwin influyeron en una generación de artistas y arquitectos.

La mejor manera de ingresar a la Exposición Universal, celebrada en París en 1900, era a través de la puerta de la Place de la Concorde.

Como era apropiado para una feria mundial que exhibía la mejor tecnología que el planeta tenía para ofrecer, la puerta estaba salpicada de luces eléctricas, que iluminaban el intrincado diseño geométrico del arco.

Hoy, un espectador podría adivinar que se inspiró en un palacio islámico o quizás en las torres con cúpula de cebolla de la Catedral de San Basilio en Moscú.

En aquel entonces, los visitantes parisinos habrían sabido lo contrario.

El arquitecto modeló el diseño de la puerta en un dibujo que había visto en uno de los bestsellers más improbables del siglo XIX.

Ese dibujo?  Era una criatura microscópica llamada radiolaria que, bajo un microscopio, se parecía a una delicada red de arcos y círculos entrelazados.

El boceto fue de Ernst Haeckel, un biólogo alemán nacido en 1834 que, aunque no tenía entrenamiento artístico formal, hizo su fama dibujando criaturas marinas microscópicas.

Con su ojo izquierdo miraría a través del microscopio, con su ojo derecho atendería el bosquejo en progreso.

No lo hizo en nombre del arte sino en nombre de la ciencia.

Ninguna cámara pudo capturar el mundo que vio por su lente.

Pero dos cosas elevaron su trabajo más allá del mero dibujo.

El primero fue que era hermoso, como lo deja en claro “El arte y la ciencia de Ernst Haeckel”, el libro que reproduce 450 de sus grabados.

De alguna manera, estas recreaciones exactas y fieles, aunque con libertades ocasionales tomadas en la elección del color, capturaron seductoramente la fragilidad de estas criaturas.

Sus libros se vendieron por cientos de miles

La segunda fue que estos dibujos no solo eran estéticamente agradables; También hicieron una discusión.

Las criaturas fueron ordenadas, categorizadas y cuidadosamente ubicadas en “árboles” de la vida (fue uno de los primeros en producir tales diagramas), con cada animal evolucionando desde una forma de vida inferior, hasta el punto donde los animales, plantas y bacterias divergieron .

En Gran Bretaña, Thomas Huxley era el bulldog de Darwin; en Europa central fue Haeckel.

La diferencia era que Haeckel, a diferencia de Huxley, estaba promoviendo las ideas de Darwin no a través de la retórica sino de la ilustración.

Pero no confunda eso con timidez.

El propio Darwin se sorprendió por la fuerza del argumento que hicieron estos dibujos, ya que rastrearon, visualmente, el origen de las especies.
Tome una cucharada de agua de mar, y lo más probable es que contenga un zoológico lleno de vida.

Simplemente no verás esa vida.

Estas criaturas, una especie de zooplancton generalmente de una fracción de milímetro de largo, acababan de ser descubiertas cuando Haeckel comenzó su investigación sobre los organismos marinos.

En 1860 le escribió a Anna Sethe, entonces su prometida, que había encontrado 12 “radiolaria” en un solo día, “entre ellas las pequeñas criaturas más encantadoras”.

Este trabajo adquirió un nuevo propósito cuando descubrió la evolución (“El origen de las especies” de Darwin se publicó solo unos años antes) y comenzó a formar sus ideas sobre por qué este organismo tenía tantas formas diferentes.

1024px-Haeckel_Discomedusae_2

Cnidarios, “Formas de arte en la naturaleza” (1899-1904), lámina 8

 

En su 30 cumpleaños, Anna murió, probablemente de un apéndice reventado.

El dolor de Haeckel era desesperado.

Se fue a Niza para recuperarse.

Allí, caminando por la playa, descubrió un nuevo tipo de medusa (una especie que pertenece al grupo de animales marinos conocidos como Cnidaria).

Sus tentáculos amarillos y delgados le recordaron el cabello rubio de Anna.

Lo dibujó y lo llamó Mitrocoma anna.

Cuando la muerte de Anna lo alejó irrevocablemente de la religión, Haeckel, ahora un campeón de la evolución, estaba en camino de convertirse, como lo expresó en la actualidad, en uno de “los hombres más amados y uno de los más odiados de la edad.”

Mucho más tarde, al descubrir una medusa aún más hermosa, la llamó Desmonema annasethe en honor, escribió, de “la esposa altamente dotada y sensible, a quien el autor … debe los años más felices de su vida”.

Una dedicación romántica, un poco menos por el hecho de que en ese momento había estado casado con su segunda esposa, cuyo nombre no era Anna, durante 30 años.

 

1024px-Haeckel_Discomedusae_5

Radiolarios, placa 71,   de “Art Forms in Nature” (1899-1904)

 

Haeckel_Siphonophorae

Cnidarios y sifonóforos, placa 17, de “Art Forms in Nature” (1899-1904)

El propósito de “Art Forms in Nature”, la obra maestra de Haeckel, era “combinar la belleza exquisita con la mayor verdad posible para la naturaleza”. En el transcurso de cinco años, a partir de 1899, produjo 100 láminas de ilustraciones. Cuando terminó, escribió: “Quería hacer accesible a muchos más del público en general educado aquellos maravillosos tesoros de belleza que yacen ocultos en las profundidades del océano o que, debido a su diminuto tamaño, solo se pueden ver a través de un microscopio “.

 

retrato

Ernst Haeckel

Haeckel estudió Medicina en las universidades de Berlín, Wurzburgo y Viena.
Más tarde se incorporó, en calidad de asistente de zoología de Carl Gegenbaur, a la Universidad de Jena, de la que sería catedrático (1865-1909). Desde 1862 Haeckel se convirtió en el promotor más destacado de la teoría de la evolución en Alemania.

 

01-Haeckel_Blastoidea-Plate 80, Blastoidea

Lámina / Plate 80, Blastoidea

 

02-Plate 88, Discomedusae, Pilema

Lámina / Plate 88, Discomedusae, Pilema

 

03-Plate 30, Echinidea

 

Lámina / Plate 30, Echinidea

 

Haeckel organizó varias expediciones zoológicas, fundó el Museo Filético de Jena y fue miembro de casi un centenar de instituciones científicas, como la Academia Leopoldina, la de Ciencias Bávara de Berlín, la Imperial de Ciencias de Viena, la de Turín, etc.

 

04-Lámina Plate 70, Ophiodea

Lámina / Plate 70, Ophiodea

 

05-Plate 21, Acanthometra

Lámina / Plate 21, Acanthometra

 

En el transcurso de su carrera, Haeckel produjo en torno a mil grabados en base a sus bocetos y acuarelas.

Muchos de los mejores fueron incluidos en la obra Kunstformen der Natur, trasladados desde los dibujos a la imprenta por el litograbador Adolf Giltsch.

La obra consta de cien páginas representando varios tipos organismos, muchos de los cuales fueron descritos por primera vez por el propio Haeckel.

Los dibujos fueron publicados por primera vez en conjuntos de diez entre 1899 y 1904 y en un volumen completo en 1904.

 

06-Plate 66, Arachnida

Lámina / Plate 66, Arachnida

 

Según el estudioso de Haeckel, Olaf Breidbach (el editor de las ediciones modernas de Kunstformen), el trabajo es “no sólo un libro de ilustraciones sino también la representación de su visión del mundo.”

Las páginas de Kunstformen son un ejemplo de simetría y organización. Los organismos representados han sido seleccionados para integrarse en una organización, desde la escala de patrones de los peces cofre a las espirales de los ammonites y a las simetrías perfectas de las medusas y microorganismos.

Las imágenes que componen cada página están dispuestas de forma que se consiga el máximo impacto visual.

f1a16bc415dc8d006b93587b593c5e8e

Lámina / Plate 85, Ascidiae

 

 

08-Plate 57, Cirripedia

Lámina / Plate 57, Cirripedia

09-Plate 98, Discomedusae, Aurelia

Lámina / Plate 98, Discomedusae, Aurelia

Se pueden recorrer las 100 láminas en Wikimedia Commons. Junto a cada imagen, información detallada acerca de las especies representadas. El resto de la información está tomada de las fichas de Ernst Haeckel y de la Obra en Wiki.

 

xl_haeckel_opener_01157_1708111605_id_1116089.jpg-1640x550

9cde79926c7eac8980c482026d98985d
© TASCHEN Köln/Niedersächsische Staats‐und Universitätsbibliothek Göttingen
Miren la preciosidad de este libro!!
Acá lo podés descargar gratis en la version original: “Las formas artísticas de la naturaleza”, Ernst Haeckel

O darte el lujazo de comprar la ultima versión de Taschen: The Art and Science of Ernst Haeckel

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: