.el pedestal

Robert Mapplethorpe-JAVIER-900

“la vida, mucho más que todo para mí…”
-W.H. Hudson
“El mar espiritual era el mar de Turner.
Una espesa niebla salpicada de luz fría y caprichosa.
M. no había dormido.
Buscó consuelo en un cigarrillo, en la textura de una caja de cerillas delicadamente repujada, y la contención en el manto ondulado: el mar cambiante que veía por la portilla.
Se quedó un rato sentado al borde de su cama y abrió un librito carmesí que había sido una de las lecturas preferidas de su tío.
Estaba muy subrayado y un determinado renglón le desgarró el alma sin que él se lo esperara.
Se levantó y se desnudó.
Delante del largo espejo, se vistió despacio, sin prisas, como si lo hiciera para un combate, con un lino tan fino como una mortaja.
Respiró hondo varias veces, pues el corazón, profundamente avivado por su firme actuación, le latía desbocado.
Se volvió para inspeccionar el camarote.
El sacabotas de marfil, el aguamanil traslúcido, sus útiles de dibujo y el tintero azul cobalto en el que había encerrado tantos demonios.
Nada desentonaba, todo estaba tal como él quería.
Se despidió con una mirada, salió del camarote y poco menos que marchó, de un piso a otro, hasta llegar a la cubierta del paseo, que estaba desierta.
Anheló, por un instante, rodear una cintura estrecha y bailar un bals sobre las tablas relucientes.
Para hechizar a la belleza, para ser atrevido y seductor, para embriagarse de amor; una razón para creer.
Un nudo en la escalera.
Liberación, querida mía, libre como yo.
Giraron.
¿Liberados por qué? ¿Por quién?
¿Por el viento, por los caprichos de una magnífica estatua?
No importaba.
Así de libre, ¿cómo partiré?
¿Saltaré del plácido dedo índice de una muchacha o de un pedestal que sale disparado y escupe duros fragmentos de mármol a la niebla furiosa?
Devoró el mar pagano, pues eso le pareció en ese momento.
La ensordecedora sirena fué un espléndido lirio que anunciaba su partida.
¿Qué cordón lo ataría?
¿Un soplo de música?
¿Una cinta delirante?
¿Cómo habrían de adornarlo?
¿Un par de hábiles alas hechas de oro, un atuendo antiguo o los vestigios de un abrigo de un niño disolviéndose en una cuba de lágrimas?
Se recompuso.
En su obstinación, se había alegrado de tales lamentaciones porque tenía fiebre, y las lágrimas de sus adoradores lo enfriaron hasta que ya no pudo detener su flujo.
Aquella lágrimas le repugnaban.
Nadie podía entrar en su alma compuesta de lágrimas, pues seguro que se ahogaría.
Se había detenido en el mismo sitio que al inicio de su viaje.
Y se le ocurrió, en ese lugar, que sin heredero ni amado, estaba solo.
Y que debía ser su propio hijo, su propio padre y compañero.
Para amarse y ascender como un dios que presiona contra el azul y cobra ardiente forma.
Y, de golpe, le fué revelada la sublime complejidad del yo en toda su preza y vanidad, el cual cobró una forma propia, una forma de conocimiento tan exuberante como una selva virgen, modificada únicamente por la milagrosa frivolidad de la naturaleza.
Y el mar giró alrededor de él.
Un ser entregado al mar entre suspiros de alivio.
Y, por un instante, lloró por el lustre y las ondas de su cabello; por una preciada cabeza de rizos, antaño adorada por una madre.
Rizos que fluirían al fondo del mar hasta que, completado el círculo, él sería libre, la esencia de su propio deseo.
El viento le hinchó las mangas de la camisa blanca.
Se dirigió a la espuma.
Por un magnífico momento, vió que la espuma ascendía y se expandía, un torso de nube que se endureció, un pedestal conformado por los elementos.
Y se abrió la camisa, pues nada deseaba más que alcanzarlo y ser absorbido por él.
Oyó su sangre, y el zumbido de sus oídos, y se quedó desconcertado y algo enojado al descubrir que estaba llorando…”
-Patti Smith (“Mar de Coral”)
Robert Mapplethorpe, Calla Lily
507bed3019c0ce10081c3ec64d242226
mapplethorpe-1
ROBERT MAPPLETHORPE-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s