.antes que hubiera un rastro

Scroll down to content


“Extiented”, Gabi Dakoff

“Antes que hubiera un rastro de este mundo de hombres,
llevaba el recuerdo de un mechón de tu cabello,
un extremo extraviado recogido en mi interior, aunque sin saberlo.

Al interior de ese reino invisible,
tu rostro como el sol, anhelaba ser visto,
hasta que cada objeto separado fue finalmente arrojado a la luz.
Desde el instante del primer aliento del Tiempo,
el Amor reside en nosotros,
un tesoro encerrado en le bóveda oculta del corazón;
antes de que la primera semilla liberara el lecho de rosas del Ser,
una alondra interior se elevó entre tus prados,
en dirección a casa.
¿Qué más puedo hacer sino darte gracias cien veces?
Tu rostro ilumina el santuario de los ojos de Hayati,
Siempre presente y encantador.”

-Bibi Hayati Kermani (Traducido por Inam Anda)

Bibi Hayati Kermani nació a principios del siglo XIX en una familia sufí, en la provincia de Kerman, en el sureste de Irán. Fue criada por su hermano, quien dirigió su desarrollo espiritual temprano, y luego recibió la iniciación con Shaikh Nur Ali Shah, de la orden Nimatullahi, con quien más tarde se casó. Publicó su poesía mística por pedido de su esposo. Bibi Hayati también era conocida en su comunidad por dar de comer a los hambrientos.

4 Replies to “.antes que hubiera un rastro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: